miércoles

A CAMBIO DE QUÉ


Tu amor por mí
se terminó,
como empezó,
sin una lágrima...
firmando así
para los dos
en nuestro adiós
la última página...

ahora quiero pensar que ha habido suerte,
que al final ni me amaste ni te amé.

A cambio de qué
te quieres marchar,
a cambio de qué
me vas a dejar,
poniendo un final
a todo el ayer,
dime nada más
a cambio de qué,
dime nada más
a cambio de qué.

Mañana sé
que irá mejor
se irá mi amor
sin una lágrima...
volveré a ser
otra vez yo
antes de ayer
de tu llegada...

costará el volver a lo de siempre,
dolerá aprender que te olvidé.

A cambio de qué
te quieres marchar,
a cambio de qué
me vas a dejar,
poniendo un final
a todo el ayer,
dime nada más
a cambio de qué,
dime nada más
a cambio de qué.

A cambio de qué
te quieres marchar,
a cambio de qué
me vas a dejar,
poniendo un final
a todo el ayer,
dime nada más
a cambio de qué,
dime nada más
a cambio de qué.

EL AMOR ES ALGO MAS


No sigas, por favor,
que así no es el amor,
aunque te hayan lavado el cerebro
y te digan que amor es el cuerpo;

no quieras empezar
el libro en el final,
que el final sólo tiene sentido
cuando toda la historia has leído.

Pero tú qué te has creído,
que el amor no tiene alma,
que es de carne y de sentido,
una copa y una cama,
el amor es algo más,
es poder para viajar
a un lugar de luz y abrigo
donde es limpia la mirada,
donde crece verde el trigo
y aún alienta la esperanza...

pero tú qué te has creído,
que el amor está en la cama,
el amor no tiene sitio
como no lo tiene el alma.

No corras sin mirar
sufriendo por llegar,
que al camino aún le brotan las flores
y no debes pisar sus colores;

no quieras derramar
el vaso que te dan,
que quizá cuando luego lo pidas,
le haya dicho ya adiós a tu vida.

Pero tú qué te has creído,
que el amor no tiene alma,
que es de carne y de sentido,
una copa y una cama,
el amor es algo más,
es poder para viajar
a un lugar de luz y abrigo
donde es limpia la mirada,
donde crece verde el trigo
y aún alienta la esperanza...

pero tú qué te has creído,
que el amor está en la cama,
el amor no tiene sitio
como no lo tiene el alma.

martes

DESDE EL DESVAN


Tal vez mañana
vuelva a buscar
viejos recuerdos
en el desván.
Y nuestras cosas
que allí enterré,
una vez más
despertaré.
Mis veinte años
y en tu mirar
nuestra pequeña
felicidad.
Año tras año
subo al desván
donde está todo,
todo está igual.

Sentiré
otra vez
la amargura,
la ternura
de ver
cosas tuyas,
se abrirán
los recuerdos
que encierra,
el desván
como un viejo
guardián.

Año tras año
me cuesta más
subir peldaños
hasta el desván.
Llegará un día
en que no podré,
y en la escalera
me quedaré
sin veinte años,
sin tu mirar,
sin la pequeña
felicidad.
Llegará un día
y te dirán
que ya no pude
ir al desván.

Dejaré
de sentir
la amargura,
la ternura
de ver
cosas tuyas,
no estarán
los recuerdos
que encierra
el desván,
como un viejo
guardián.

Año tras año
me cuesta más
subir peldaños
hasta el desván.
Llegará un día
y te dirán
que ya no pude
ir al desván.