viernes

FELIZ AÑO SIN GUERRAS


Suena en sus oídos el fragor de la batalla
mientras que la sangre tiñe en rojo su mirar;
tiene todo el cuerpo acribillado de metralla
mas sigue adelante sin dejar de disparar.
Cae de rodillas el soldado moribundo
porque ya las piernas no le pueden sostener,
y mientras se marcha poco a poco de este mundo
grita llora y sangra por mil huecos a la vez...

"Por qué he luchado,
por qué me muero,
quién en soldado
me convirtió,
quién me ha engañado
y quién ha sido,
quién su locura
me contagió...
Yo que la guerra
no comprendía,
yo que quería
para vivir
mi pan, mi tierra
y aquella niña
que allá en el pueblo
me espera a mí...
¡quién hizo esto, di Dios quién fue
si lo consientes dime por qué!"

Mientras que la vida va saliendo de su herida,
mientras se desangra por mil huecos a la vez
y mientras la guerra va cobrándose otras vidas
aún sigue gritando, preguntándose un por qué...
Nadie le responde y se tiene que morir
como muere un perro que otro perro destrozó,
sin saber qué amo, qué razón le trajo allí
y a morir matando se le echó...

"Por qué he luchado,
por qué me muero,
quién en soldado
me convirtió,
quién me ha engañado
y quién ha sido,
quién su locura
me contagió...
Yo que la guerra
no comprendía,
yo que quería
para vivir
mi pan, mi tierra
y aquella niña
que allá en el pueblo
me espera a mí...
¡quién hizo esto, di Dios quién fue
si lo consientes dime por qué!"

miércoles

HOY ES NAVIDAD


Hoy es Navidad
nieva en la ciudad
que brilla febril
entre luces mil,
y la soledad,
la oscura verdad
disfraza su sed
de nieve esta vez...

y yo estoy aquí
perplejo ante ti
niño del portal
niño del ayer
y vuelvo a creer
y vuelvo a esperar,
mirando un belén
hoy sueño también.

No solo son
felices los niños en la Navidad,
hay alguien más
que pide, que espera
cantando a un belén,
soy yo también
haciéndome niño, jugando a volver,
mirando hacia atrás
creyendo otra vez.

Y vuelvo a cantar,
me río de mí,
creí olvidar
canciones que oí
cuando un niño fui
y en todo creí,
mirando a un belén
hoy sueño también.

Me acerco al portal
saludo a un pastor
que ofrece al Señor
su pan y su sal
Y yo sigo aquí
perplejo ante ti
mirando un belén
hoy sueño también.

No solo son
felices los niños en la Navidad,
hay alguien más
que pide, que espera
cantando a un belén,
soy yo también
haciéndome niño, jugando a volver,
mirando hacia atrás
creyendo otra vez.

No solo son
felices los niños en la Navidad,
hay alguien más
que pide, que espera
cantando a un belén,
soy yo también,
haciéndome niño, jugando a volver,
mirando hacia atrás
creyendo otra vez...

ME DEJÉ MORIR


Una noche desperté
sin recuerdos y sin fe
y me quise ir,
el silencio me ahogaba
la tiniebla me llenaba
y me quise ir...

y me quise ir
y me quise ir,
y me quise ir
y me quise ir.

Recorrí toda la casa
ni una voz ni una mirada,
una vida solitaria
ahora ya no queda nada
y me quise ir...

y me quise ir
y me quise ir,
y me quise ir
y me quise ir.

Otra noche desperté
sin futuro y sin ayer
y me quise ir,
una vida malgastada,
ni una luz ni una esperanza
y me quise ir...

y me quise ir
y me quise ir,
y me quise ir
y me quise ir.

Recorrí toda la casa
ni una voz ni una mirada,
me volví hasta la cama
y en el sueño de la nada
me dejé morir...

me dejé morir
me dejé morir,
me dejé morir
me dejé morir...

me dejé morir
me dejé morir,
me dejé morir
me dejé morir...

domingo

AL ANOCHECER


Yo pensé
que en nuestro amor,
yo era el sol
y tú mi cielo;
te miré
y se elevó
mi corazón
hacia los sueños...

Pero anocheció
y la noche se llevó
tanto sol y tanta fe,
tanto sueño y tanto amor;
pero anocheció
y en la noche se borró
la esperanza que esa vez
en el alma puse yo.

la, la ra la, la ra la la ra la la ra la
la, la ra la, la ra la la ra la la ra la

Yo pensé
que en nuestro amor,
yo era pan
y tú eras vino;
yo soñé
que éramos
yo el viajero
y tú el camino.

Pero anocheció
y la noche se llevó
tanto sol y tanta fe,
tanto sueño y tanto amor;
pero anocheció
y en la noche se borró
la esperanza que esa vez
en el alma puse yo.

la, la ra la, la ra la la ra la la ra la
la, la ra la, la ra la la ra la la ra la

Pero anocheció
y la noche se llevó
tanto sol y tanta fe,
tanto sueño y tanto amor;
pero anocheció
y en la noche se borró
la esperanza que esa vez
en el alma puse yo.

sábado

UN TROZO DE ESCARCHA


Confieso que fui
ajeno a la tierra,
que no fui feliz
que no soy quien era,
que solo viví
por una canción
escrita en la senda
de mi corazón.

Confieso que huí
como un alma en alma en pena
que en nada creí
después de los treinta,
de acá para allá
en una estación
y un tren en vía muerta
como una prisión.

Un trozo de escarcha
fue mi corazón,
viajero de noche, viajero del alba
a falta de amor...
Un trozo de escarcha
fue mi corazón,
sin una caricia, sin una esperanza
sin una ilusión.

Confieso que fui
ajeno a la tierra,
que no fui feliz
que no soy quien era,
que solo viví
por una canción
escrita en la senda
de mi corazón.

Un trozo de escarcha
fue mi corazón,
viajero de noche, viajero del alba
a falta de amor...
Un trozo de escarcha
fue mi corazón,
sin una caricia, sin una esperanza
sin una ilusión.

Un trozo de escarcha
fue mi corazón,
viajero de noche, viajero del alba
a falta de amor...
Un trozo de escarcha
fue mi corazón,
sin una caricia, sin una esperanza
sin una ilusión.

viernes

RINCON DE SOMBRAS


Que cómo está
el pobrecillo
con su pitillo
medio apagado,
tan amargado
tan pobrecillo...
vende alegría
vende ilusiones
en los cupones
de lotería.

Sé que al dormir
sus ojos yertos
sueñan despiertos
el sueño incierto
de las delicias
de tus caricias...
tú le donaste
y le quitaste
el mismo día
tu compañía.

Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.

Que cómo está...
pues él existe
donde le viste,
en una esquina
nadie adivina
lo que le hiciste...
sigue apoyado
contra ese muro
y yo te juro
que lo has matado.

No pienses que
voy a pedirte
que en vez de irte
vayas a verle
para ofrecerle
lo que le diste...
sé que otro día
le dejarías
y eso sería
mucho más triste.

Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.

Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.

jueves

CAMPO DE SOL Y TRIGO


Tú que sonríes
igual que un río,
tú que le quitas
temblor al frío,
tú que le pones
flores al aire,
música al eco
Sol a la tarde.

Sabes
que aún te espero,
sabes
que no renuncié,
sabes
que yo te quiero,
lo sabes, lo sabes bien.

Tú que amaneces
con la mirada,
que permaneces
aún pura y clara,
que áun eres libre,
que aún eres niña,
que aún no perdiste
nada en la vida.

Sabes
que aún te espero,
sabes
que no renuncié,
sabes
que yo te quiero,
lo sabes, lo sabes bien.

Tú que el verano
llevas contigo,
tú que eres campo
de Sol y trigo,
que llevas cielo
en la mirada,
luz en el pelo,
Sol en la cara.

Sabes
que aún te espero,
sabes
que no renuncié,
sabes
que yo te quiero,
lo sabes, lo sabes bien.
Sabes
que aún te espero,
sabes
que no renuncié,
sabes
que yo te quiero,
lo sabes, lo sabes bien.

viernes

HIMNO A UN CUALQUIERA


Ese hombre
que ese esconde
y que va no sabe donde,
que no sabe
lo que quiere
y tampoco por qué está;
ese hombre
que pregunta y al que nadie le responde
eres tú, soy yo
es el otro,
somos todos
en plural.

Adónde vamos
con un pobre corazón
adónde vamos
por oscuro caminar,
con un cuerpo que a menudo se derrumba
y una mente que no puede comprender
que salgamos de la nada y a la tumba
regresemos paso a paso sin poder
volver.

Ese hombre
que ese esconde
y que va no sabe donde,
que no encuentra
lo que busca
y lo deja de buscar,
ese hombre
que está solo
rodeado de otros hombres,
eres tú, soy yo
es el otro,
somos todos
en plural.

Adónde vamos
con un pobre corazón
adónde vamos
por oscuro caminar,
con un cuerpo que a menudo se derrumba
y una mente que no puede comprender
que salgamos de la nada y a la tumba
regresemos paso a paso sin poder
volver.

Ese hombre
que ese esconde
y que va no sabe donde,
que no sabe
lo que quiere
y tampoco por qué está;
ese hombre
que pregunta y al que nadie le responde
eres tú, soy yo
es el otro,
somos todos
en plural.

martes

LA CASA GRANDE


En ese mismo lugar
donde el camino se estrecha,
donde se oye murmurar
un manso río de piedra.
detrás de la vieja cruz
entre montañas de hiedra
está la casa que tú
has invadido de luz
de tanto soñar con ella.

Allá, en la casa grande,
será más azul el aire,
verás que el silencio esconde
a salvo tu nombre
en la casa grande...

Allá, en la casa grande,
el sol brillará más tarde,
será un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande
en la casa grande.

La verja se te abrirá,
te acojerán madreselvas,
olor a manzana abrá,
a septiembre y a tormenta,
te asomarás al balcón
la soledad compañera
y te verás en el sol
y te oirás en el rumor
y pensarás que despiertas.

Allá, en la casa grande,
será más azul el aire,
verás que el silencio esconde
a salvo tu nombre
en la casa grande...

Allá, en la casa grande,
el sol brillará más tarde,
será un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande,
en la casa grande...
en la casa grande.

sábado

MÍRAME


Yo ya sé
que no puedo seguir,
el por qué
no lo puedo decir,
esta vez
esta vez se acabó,
este mundo no es
sólo para los dos.

No me obligues a explicar
las razones y márchate,
pero una vez más
mírame,
mírame
que en tus ojos profundos
se ha borrado mi tiempo,
se ha perdido mi mundo...
mírame
que en la cruz de tus brazos
he olvidado que tengo
más que tú, muchos años.

Para mí
esto sabe a final,
para ti
hay caminos que anadar,
piensa que
sólo pierdes amor
y yo pierdo también
mi postrera ilusión.

No es momento para llorar
sé valiente y márchate
pero una vez más
mírame,
mírame
que en tus ojos profundos
se ha borrado mi tiempo,
se ha perdido mi mundo...
mírame
que en la cruz de tus brazos
he olvidado que tengo
más que tú, muchos años...
mírame
que en tus ojos profundos
se ha borrado mi tiempo,
se ha perdido mi mundo...
mírame
que en la cruz de tus brazos
he olvidado que tengo
más que tú, muchos años.

martes

A LAS DOCE


Medianoche otra vez,
frente a mí, la pared,
el despierto reloj
da las doce;
la ventana da al mar
y la luna, al brillar,
va arrancando el fulgor
de las doce.

En qué playa estarás
esta noche,
qué aventura tendrás
esta noche,
qué mentira diras
esta noche,
a quién harás feliz
mientras yo pienso en tí
a las doce.

El aire que entra en mi cuarto lleva tu aliento,
la brisa del mar te llega a mi pensamiento,
espero que llegue el día en que no estés fuera,
que vuelvas a darme un poco de primavera.

Medianoche otra vez
y el vacío y la sed,
y el mirar a un reloj
dar las doce;
y buscar el lugar
que dejaste al marchar,
y mis lágrimas ver
a las doce.

En qué playa estarás
esta noche,
qué aventura tendrás
esta noche,
qué mentira diras
esta noche,
a quién harás feliz
mientras yo pienso en tí
a las doce.

En qué playa estarás esta noche,
qué aventura tendrás esta noche,
qué mentira diras esta noche,
a quién harás feliz mientras yo pienso en tí
a las doce...
a quién harás feliz mientras yo pienso en tí
a las doce...
a quién harás feliz mientras yo pienso en tí
a las doce.