viernes

ALMA LIBRE


Cuando me libere
de este sucio traje
y en el equipaje
sólo ponga el alma,
cuando todo en calma,
sin pena, sin llanto,
me cure de espanto
y vuele hacia el Sol;
cuando una mañana
se abra mi ventana
y el viento me lleve con él...
entonces seré una fuente
seré un torrente
seré un camino,
entonces ya libremente
por todo el aire
yo vagaré.
Entonces seré el eterno
canto que vuelve
por el Invierno,
y así por el claro velo
azul del cielo,
yo vagaré.
Cuando me libere
de esta carne blanda
a la que se manda
pero no obedece,
y que me parece
hecha para el llanto,
para la renuncia
y la abdicación;
cuando los cristales
de mis ventanales
se fundan al fuego del Sol...
entonces vendrá ese día
sobre la noche
de mi agonía,
entonces al fin presiento
que por el aire
yo vagaré.
Y cuando sintáis que arde
con el verano
toda la tarde,
sabed que seré del aire,
que por el aire
yo vagaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada