domingo

HOY


Déjame despeinarte los cabellos,
tu pelo reflejándose en la tarde
y surcarlo despacio con mis dedos
respirando el aroma que lo invade,
pero no en el rincón de un bar discreto
bajo la sensación de una mirada,
déjame despeinarte los cabellos
en una habitación, en una cama.

Déjame desgranarte los "te quiero"
uno a uno, a cuál más convencido,
llamarte por tu nombre y lo que siento
plasmarlo en un amor, un amor mío,
pero déjame hacerlo en el silencio
y no entre una nube de palabras,
déjame desgranarte los "te quiero"
en una habitación, en una cama.

Hoy sin falta
voy a verte
y a decirte
que te quiero
hoy sin falta
voy a hacerte
el amor quieras o no...
que me falta
que se pierde
esta vida
sin tenerte
hoy sin falta
voy a verte
para darte el corazón.

Déjame que te adore con un beso,
con un beso inmensamente largo
que comience rozando y suponiendo
y termine mordiendo y confirmando,
pero no intranquilo, con recelo,
sino pura emoción y pura brasa,
déjame que te adore con un beso
en una habitación, en una cama.

Déjame que conozca los caminos
que señalan el mapa de tu cuerpo,
que humedezca tu piel y tus sentidos,
que no deje un rincón sin recorrerlo...
déjame que se llene tu vacío
y que ardamos los dos la misma llama,
déjame ser feliz, cariño mío,
en una habitación, en una cama.

Hoy sin falta
voy a verte
y a decirte
que te quiero
hoy sin falta
voy a hacerte
el amor quieras o no...
que me falta
que se pierde
esta vida
sin tenerte
hoy sin falta
voy a verte
para darte el corazón...

hoy sin falta
voy a verte
y a decirte
que te quiero
hoy sin falta
voy a hacerte
el amor quieras o no...
que me falta
que se pierde
esta vida
sin tenerte
hoy sin falta
voy a verte
para darte el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada