sábado

SIN UN MOTIVO


De pronto comprendí
que ya no estaba aquí,
de pronto se cerraron las fronteras,
y vi a mi alrededor
tinieblas de temor
que fueron marchitando primaveras;

de pronto se me fue
el rumbo y el por qué,
de pronto fui viajero del hastío,
qué triste sensación
salirse del rincón
y a tientas caminar por el vacío.

No me reproches que sea triste,
viejo dolor de mi camino,
yo no era así, tú así me hiciste,
para vivir, ¡cuanto cambié!

Ahora no sé cómo seguir
sin un por qué, sin un motivo,
qué poco es sólo existir,
sólo saber que solo vivo.

De pronto apareció
la duda y el rencor
echándole la llave a mis palomas,
el aire no era aquel
que tuve alguna vez,
el tiempo me alejó de las personas...

hoy sé de navegar
por un extraño mar
sin vela, sin timón y sin bandera,
sin faro que seguir,
sin puerto a donde ir,
hoy pienso en lo que soy...y en lo que era.

No me reproches que sea triste,
viejo dolor de mi camino,
yo no era así, tú así me hiciste,
para vivir, ¡cuanto cambié!

Ahora no sé cómo seguir
sin un por qué, sin un motivo,
qué poco es sólo existir,
sólo saber que solo vivo...
ahora no sé cómo seguir
sin un por qué, sin un motivo,
qué poco es sólo existir,
sólo saber que solo vivo...

ahora no sé cómo seguir
sin un por qué, sin un motivo,
qué poco es sólo existir,
sólo saber que solo vivo...
ahora no sé cómo seguir
sin un por qué, sin un motivo,
qué poco es sólo existir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada