martes

LA PLAYA VACÍA


Está
la playa vacía,
la mar
es ancha y es fría,
mi voz
es grito de invierno
que va
tapando el silencio...
tapando el silencio.
Quizá
el viento que mueve
la mar
me aliente y me eleve
a mí,
pegado a la arena,
igual
que a un árbol la hiedra...
que a un árbol la hiedra.
Un tiempo vendrá
que escape del suelo
y pueda volar
hasta divisar
las puertas del cielo.
Se van
rompiendo las olas,
están
pasando las horas
aquí
mi mundo en la playa
así
hasta que me vaya...
hasta que me vaya.
Un tiempo vendrá
que escape del suelo
y pueda volar
hasta divisar
las puertas del cielo.
Un tiempo vendrá
que escape del suelo
y pueda volar
hasta divisar
las puertas del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada