sábado

SOLITARIOS DEL ASFALTO


He cambiado, ya lo sé,
he dejado tras de mí
aquel aire que traía
cuando un día
vine aquí;
dime tiempo si mi fe
era poca para ti,
cuando un día, bien lo sabes,
por la calle
te perdí.
Y te fuiste después con tus claveles
a pintarle sonrisas a otro aliento,
a inventarle jardines a otra fuente,
a rezar otra vez un padrenuestro;
me dejaste dormido en mis laureles,
solitario viejero del asfalto,
esperando tu vuelta en los andenes
de esa vieja ciudad que me perdió...
ahora tengo una mueca por sonrisa,
ahora son como garras estas manos,
dime tiempo qué has hecho con mi vida
que no es mía de tanto que cambió.
Dime tiempo dónde fue
aquel aire juvenil,
vencedor de mil combates,
disparate
por Abril;
dime tiempo, di por qué
te marchaste sin decir
un adiós de despedida
a aquella vida
feliz.
Y te fuiste después con tus claveles
a pintarle sonrisas a otro aliento,
a inventarle jardines a otra fuente,
a rezar otra vez un padrenuestro;
me dejaste dormido en mis laureles,
solitario viejero del asfalto,
esperando tu vuelta en los andenes
de esa vieja ciudad que me perdió...
ahora tengo una mueca por sonrisa,
ahora son como garras estas manos,
dime tiempo qué has hecho con mi vida
que no es mía de tanto que cambió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada