domingo

MILAGRO EN MI CAMA


El tiempo que pasa
y tú que no llamas
¡me siento vacío!
el cuarto es más frío
parece que es tiempo
de la soledad;
las siete en la tarde,
me siento cobarde
ausente y vencido,
quizá se ha perdido
aquel sentimiento
que te hizo vibrar.

Y espero tu voz
y espero tu "¡hola!"
cuando a media tarde
en casa estés sola...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
alivio en mi cuarto
adorno en mi cama...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
alivio en mi cuarto
milagro en mi cama.

El timbre no suena
me acecha la pena
burlando el sentido,
un sueño escondido
debajo del alma
se pone a temblar;
y pienso que todo
pasó y a mi modo
tendré que olvidarte,
no es fácil quitarte
de un golpe del tiempo
que fuiste a llenar.

Y espero tu voz
y espero tu "¡hola!"
cuando a media tarde
en casa estés sola...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
adorno en mi cuarto
milagro en mi cama...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
adorno en mi cuarto
milagro en mi cama...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
adorno en mi cuarto
milagro en mi cama...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada