domingo

QUE NO SOY YO



Si me vieses así, desasistido
de esa mano de amiga providencia,
con la copa colmada del hastío
y dispuesta la voz a la sentencia;

si me vieras rondando en el vacío
pensarías, amor, que no soy yo.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
cómo estoy, hoy, sin tí.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
que el corazón se me paró...

y que va mi vida
sin saber a dónde,
a inventar tu cara,
a escribir tu nombre,

a volver al rumbo
de la soledad,
a olvidar tu mundo
que no tengo ya.

Si me vieras así, sólo y hundido
en el bárbaro lecho del silencio,
reprochando al reloj estar tan vivo
y sentirme a su lado como muerto;

si me vieras rondando en el vacío
pensarías, amor, que no soy yo.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
cómo estoy, hoy, sin tí.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
que el corazón se me paró...

y que va mi vida
sin saber a dónde,
a inventar tu cara,
a escribir tu nombre,

a volver al rumbo
de la soledad,
a olvidar tu mundo
que no tengo ya.

y que va mi vida
sin saber a dónde,
a inventar tu cara,
a escribir tu nombre,

a volver al rumbo
de la soledad,
a olvidar tu mundo
que no tengo ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada