sábado

RINCON DE SOMBRAS


Que cómo está
el pobrecillo
con su pitillo
medio apagado,
tan amargado
tan pobrecillo...
vende alegría
vende ilusiones
en los cupones
de lotería.
Sé que al dormir
sus ojos yertos
sueñan despiertos
el sueño incierto
de las delicias
de tus caricias...
tú le donaste
y le quitaste
el mismo día
tu compañía.
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.
Que cómo está...
pues él existe
donde le viste,
en una esquina
nadie adivina
lo que le hiciste...
sigue apoyado
contra ese muro
y yo te juro
que lo has matado.
No pienses que
voy a pedirte
que en vez de irte
vayas a verle
para ofrecerle
lo que le diste...
sé que otro día
le dejarías
y eso sería
mucho más triste.
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada