miércoles

HABIA LLEGADO LA TRISTEZA


Se había agotado la alegría,
se había agostado la belleza
y aquella mañana presentía
que había llegado la tristeza.

Se había gastado la energía,
se había esfumado la firmeza
y había una gris melancolía
abriéndole el paso a la tristeza.

Había llegado la tristeza
había llegado la tristeza,
abría la puerta y me traía
la mueca grotesca del dolor...

había llegado la tristeza
había llegado la tristeza,
abría la puerta y pretendía
pintarme de negro el corazón.

Se había deshecho la armonía
se había quebrado la entereza,
se había secado la poesía
y había menguado la nobleza.

Se había agotado la alegría,
se había agostado la belleza
y aquella mañana presentía
que había llegado la tristeza.

Había llegado la tristeza
había llegado la tristeza,
abría la puerta y me traía
la mueca grotesca del dolor...

había llegado la tristeza
había llegado la tristeza,
abría la puerta y pretendía
pintarme de negro el corazón.

Había llegado la tristeza
había llegado la tristeza,
abría la puerta y me traía
la mueca grotesca del dolor...

había llegado la tristeza
había llegado la tristeza,
abría la puerta y pretendía
pintarme de negro el corazón.


sábado

¡OH PAPÁ!


Querida niña:
te escribo esta carta para decirte...

que aún es muy pronto
para volver,
que aunque quisiera
no puede ser,
y es que no sabes
que es el amor
de los mayores
mucho peor
que el de tú y yo.

"¡Oh papá, oh papá,
por qué no vienes
si ya es tiempo de la Navidad,
oh papá, oh papá,
tú no comprendes
que más sola que yo está mamá!."

Quizá en la Primavera, cuando...

bajen las rosas
a tu portal,
te hablen las olas
de mi lugar,
muera mi orgullo,
nazca mi fe,
eche al olvido
lo que sufrí,
vuelva a por ti...

"¡Oh papá, oh papá,
por qué no vienes
si ya es tiempo de la Navidad,
oh papá, oh papá,
tú no comprendes
que más sola que yo está mamá!."

"¡Oh papá, oh papá,
por qué no vienes
si ya es tiempo de la Navidad,
oh papá, oh papá,
tú no comprendes
que más sola que yo está mamá!."

"¡Oh papá, oh papá!...

miércoles

LOS OLVIDADOS


Cerraron la tapa
crujió la madera
al echar la capa
de gruesa tiniebla...
el cura, una vieja
y el sepulturero
fueron la compaña
del mísero entierro.

Las hojas que vuelan
cayendo la tarde,
el olor de tierra
a tumba que se abre
y en el gran cortejo
de los olvidados
entró el pobre viejo,
entró el pobre viejo
miedoso y cansado.

Ni siquiera un nombre
registra la losa,
aquel pobre hombre
fue tan poca cosa
que toda su vida
quedó en un momento
borrada y perdida
y rota en el tiempo.

Y yo me pregunto
qué fue de aquel hombre
que ahora, sin nombre,
se pudre en la tierra,
que bajo dos piedras
desnudas y frías
a la tierra envía
a la tierra envía
lo que es de la tierra.

Qué fue de tu vida,
cuál fueron tus sueños,
cuáles tus mentiras
y tus pensamientos,
qué amores tuviste,
cuál fue tu trabajo
antes de morirte
y hundirte allá abajo.

Mas sé que tus cosas
son como las mías,
hagas lo que hagas,
vivas como vivas,
andar y de viejos,
miedosos, cansados,
entrar al cortejo
entrar al cortejo
de los olvidados.

martes

SI YA NO TE ACUERDAS

Si ya no te acuerdas
de aquellos momentos
en que eras mi fuerza
mi cálido aliento,
si ya no te acuerdas
no entiendo el por qué
llenabas de besos
mis sueños de ayer.

Si ya no te acuerdas
de aquellos momentos en qué fuiste mía,
si ya no te acuerdas
de aquel dulce Invierno de miel y de Sol...
si ya no te acuerdas
que yo era tu dueño que tú eras mi vida,
quizá fuera un sueño
aquel dulce Invierno de miel y de Sol.

Si ya no te acuerdas
de que fuiste mía
con toda tu fuerza
con toda tu vida,
si ya no te acuerdas
hoy debes saber
que aquellas mentiras
mataron mi fe.

Si ya no te acuerdas
de aquellos momentos en que fuiste mía,
si ya no te acuerdas
de aquel dulce Invierno de miel y de Sol...
si ya no te acuerdas
que yo era tu dueño que tú eras mi vida,
quizá fuera un sueño
aquel dulce Invierno de miel y de Sol.

Si ya no te acuerdas
de aquellos momentos en que fuiste mía,
si ya no te acuerdas
de aquel dulce Invierno de miel y de Sol...
si ya no te acuerdas
que yo era tu dueño que tú eras mi vida,
quizá fuera un sueño
aquel dulce Invierno de miel y de Sol.

jueves

ENGÁÑAME OTRA VEZ


No digas dónde vas
no lo quiero saber,
aunque comprenderás
lo puedo suponer,
prefiero aguantar,
prefiero compartir
a no verte ya más
y quedarme sin ti.

Enciende mi pasión
engáñame otra vez,
desata el corazón
con ese o con aquel,
que aquí te espero yo
igual que un perro fiel
después de que el amor
lo hagas en brazos de él.

Y tú regresarás
y es fácil de saber
que quieres algo más
que te puedo ofrecer,
es tanto lo que das,
eres tanta mujer
que un hombre nada más
no te puede valer.

Enciende mi pasión
engáñame otra vez,
desata el corazón
con ese o con aquel,
que aquí te espero yo
igual que un perro fiel
después de que el amor
lo hagas en brazos de él...

enciende mi pasión
engáñame otra vez,
desata el corazón
con ese o con aquel,
que aquí te espero yo
igual que un perro fiel
después de que el amor
lo hagas en brazos de él.

lunes

UNA POSTAL POR NAVIDAD


En tus sueños me verás
más pequeño, más atrás,
una sombra
que te nombra
y nada más...

que ha perdido su calor
su sentido y su valor,
y se apaga en los brazos del adiós.

Una noche te creerás
que te llamo desde atrás,
y mi sombra
que te nombra
buscarás...

y mirando alrededor
volverás a ver mi amor,
a tu puerta esperando tu calor.

Me dijiste al marchar
que no me ibas a olvidar
y ni me mandaste un christma
por la Navidad,
y ni me mandaste un christma
por la Navidad.

Seré ciego resplandor
seré fuego sin calor
una sombra
que te nombra
sin tu amor...
que te lleva en un rincón
de su pobre corazón
que te sueña y te ha dado esta canción.

Me dijiste al marchar
que no me ibas a olvidar
y ni me mandaste un christma
por la Navidad,
y ni me mandaste un christma
por la Navidad,
y ni me mandaste un christma
por la Navidad.
por la Navidad.

Me dijiste al marchar
que no me ibas a olvidar
y ni me mandaste un christma
por la Navidad,
y ni me mandaste un christma
por la Navidad,
y ni me mandaste un christma
por la Navidad.
por la Navidad.

SE ACABÓ



Se acabó...
lo dice la gente
hablando entre dientes,
hurgando en las cosas
que son dolorosas,
lo dicen tus ojos
los gritan los míos,
se ha abierto un vacío
de pronto en los dos...

seguros ya estamos
ya no lo dudamos,
ya casi ni hablamos
y apenas reímos,
de pronto sentimos
que nada nos ata
y que el tiempo mata
despacio el amor.

Se acabó, se acabó,
el amor con el tiempo murió
y se fue con la fe
que creímos venía de Dios,
se acabó, se acabó,
y aunque estamos seguros los dos,
por amor
al ayer
no sabemos decirnos adiós,
por amor
al ayer
no sabemos decirnos adiós.

Se acabó...
lo dice la gente,
lo leo en tu frente
que fría y serena
se llena de pena,
igual que la mía
al ver que huía
nuestra fantasía
y no lo evitó...

y aunque lo dudamos
seguros estamos
y es que no podemos
volver a esos tiempos
cuando yo en tus brazos
cuando tú en los míos
igual que dos críos
temblamos de amor.

Se acabó, se acabó,
el amor con el tiempo murió
y se fue con la fe
que creímos venía de Dios,
se acabó, se acabó,
y aunque estamos seguros los dos,
por amor
al ayer
no queremos decirnos adiós,
por amor
al ayer
no sabemos decirnos adiós.

Se acabó, se acabó,
el amor con el tiempo murió
y se fue con la fe
que creímos venía de Dios,
se acabó, se acabó,
y aunque estamos seguros los dos,
por amor
al ayer
no queremos decirnos adiós,
por amor
al ayer
no sabemos decirnos adiós.

domingo

TOCANDO FONDO



Buenas tardes, buenos días,
tú en tu casa, yo en la mía,
si mi cara no te gusta
a mí la tuya me asusta...

no pretendo que compartas
mis grandezas, mis patrañas,
no quiero aguantarte a ti
ni que te aguantes por mí.

Déjame pudrirme solo
que el buey solo bien se lame,
que para tocar el fondo
no necesito ayudante...

Déjame pudrirme solo
que es razón indispensable
para que el llanto y el lodo
no le salpiquen a nadie.

Mis mentiras, tus engaños
ni me importan ni comparto,
no resisto tus manías
ni tú tampoco las mías...

no pretendo darle a nadie
las miserias de esta carne
que ni entiendo ni comprendo
y que aunque no quiera tengo.

Déjame pudrirme solo
que el buey solo bien se lame,
que para tocar el fondo
no necesito ayudante...

Déjame pudrirme solo
que es razón indispensable
para que el llanto y el lodo
no le salpiquen a nadie.

Déjame pudrirme solo
que el buey solo bien se lame,
que para tocar el fondo
no necesito ayudante...

Déjame pudrirme solo
que es razón indispensable
para que el llanto y el lodo
no le salpiquen a nadie...

para que el llanto y el lodo
no le salpiquen a nadie...
para que el llanto y el lodo
no le salpiquen a nadie.

jueves

LA SENDA OCULTA




Yo me iré antes
bastante antes
que tú y que él,
una mañana
por mi ventana
el Sol ya no veré...

y aunque a mi cuarto
entréis callando
no me despertaré,
lo que he buscado
no lo he encontrado
por eso me marché.

Y no lloréis mi ausencia
aún tengo la esperanza
de que algo nuevo venga
y sea todo mejor,

quién sabe si la venda
se me caerá del alma
y al fin veré la senda
que aquí se me ocultó.

Yo me iré antes
bastante antes
que tú y que él,
si he desistido,
si estoy perdido
si nunca me encontré...

Que no haya luto
en vuestro mundo
por ese que marchó,
aunque os miraba,
aunque os hablaba,
ese ya no era yo.

Y no lloréis mi ausencia
aún tengo la esperanza
de que algo nuevo venga
y sea todo mejor,

puede ser que la venda
se me caerá del alma
y al fin veré la senda
que aquí se me ocultó.

Y no lloréis mi ausencia
aún tengo la esperanza
de que algo nuevo venga
y sea todo mejor,

puede ser que la venda
se me caerá del alma
y al fin veré la senda
que aquí se me ocultó.

domingo

ULTIMO HOGAR



Vendrás hasta mí
cruzando la hiedra,
el aire de aquí
los lechos de piedra...
de muerto quizá
te confundirás,
hay tantos y aquí
yo soy uno más.

Yo fui quien se fue
derecho al exilio,
un día cambié
a este domicilio,
aquí aguardaré
tu llanto y tu flor,
aquí te veré
amor con amor.

En mi nuevo hogar
qué solo que estoy,
en mi último hogar
¡qué nada que soy!,
ni un punto en la mar
ni un rayo en el Sol
ni un grano de sal
ni un simple rumor.

Los muertos también
se cuentan sus cosas,
me envidian si ven
que me llevas rosas,
mi tumba, yo sé
que hoy es la mejor,
la llena tu fe
tu llanto y tu flor.

Un día quizá
no vengas a verme,
la vida te hará
dejar de quererme...
qué pena que así
sin llanto y sin flor
mi casa de aquí
no sea la mejor.

En mi último hogar
qué solo que estoy,
en mi último hogar
¡qué nada que soy!,
¡qué nada que soy!,
ni un punto en la mar
ni un rayo en el Sol
ni un grano de sal
ni un simple rumor.

en mi último hogar
qué solo que estoy,
en mi último hogar
¡qué nada que soy!.
en mi último hogar
qué solo que estoy,
en mi último hogar
¡qué nada que soy!,
en mi último hogar
qué solo que estoy...

miércoles

UN TIPO LLAMADO SHANTO



Un tipo llamado Shanto
apareció por su vida,
ella curada de espanto,
él una bala perdida;
ella le daba su encanto
él su fría madurez
y fueron felices ambos
por lo menos una vez.

Que ella le olvide
es imposible,
que él la olvide
¡claro que no!
el alma pide
que no se olviden
y el alma siempre
lleva razón...
el alma pide
que no se olviden
y el alma siempre
tiene razón.

Un tipo llamado Shanto
se separó de su vida,
ella perdida en el llanto
él con billete de ida,
ella esperó sin embargo
que volviese a aparecer
para ser felices ambos
por lo menos otra vez.

Que ella le olvide
es imposible,
que él la olvide
¡claro que no!
el alma pide
que no se olviden
y el alma siempre
lleva razón...
el alma pide
que no se olviden
y el alma siempre
tiene razón.

domingo

SI VUELVES YO VUELVO



Sentimientos
que vuelan al viento,
que vienen de lejos
y llegan adentro,
sentimientos
que nunca se olvidan
que están en la vida
marcados a fuego...
pensamientos
que vienen y van,
unas gotas de felicidad,
pensamientos
que nacen adentro
y gritando están:

Que si vuelves yo vuelvo
que si pactas yo pacto,
si me enciendes te enciendo
si te apagas, me apago...
que si quieres te quiero
que si llamas te llamo,
que si besas te beso
que si abrazas te abrazo.

Sentimientos
de dulces acentos
de cálido aliento
que llegan adentro,
pensamientos
de noches queridas
de sombras dormidas
y oscuros deseos...
sentimientos
que vienen y van,
que regresan como un huracán,
pensamientos
que surgen a cientos
y gritando están:

Que si vuelves yo vuelvo
que si pactas yo pacto,
si me enciendes te enciendo
si te apagas, me apago...
que si quieres te quiero
que si llamas te llamo,
que si besas te beso
que si abrazas te abrazo.


jueves

LA CITA



Tan lleno de gente,
de humo, el ambiente
del bar,
y yo que te espero,
empiezo primero
a fumar,
y luego bebiendo,
queriendo en el vaso
pintar
tu imagen, viniendo
despacio, a la cita
llegar.

No sé si cambiaste,
si lo que pasaste
sin mí,
torció tu camino,
cambió tu destino
y así
cuando tú a mi lado
el tiempo pasado
de ayer
de nuevo me cuentes,
todo lo que sientes
sabré.

Y mientras te espero
me puse a cantar la canción
de aquel tiempo nuestro
que luego otro tiempo borró;
la pena y la gloria
que tuvo la historia de amor
que juntos vivimos
cuando nos quisimos los dos.

El tiempo pasando,
yo sigo esperando
en el bar,
y sigo bebiendo
quizá comprendiendo
que ya
que ya tú no vienes,
tal vez miedo tienes
de ver
de pronto, el pasado,
y ya has olvidado
el ayer.

Pagué lo bebido
y tú no has venido
y me fui,
afuera llovía,
el agua traía
de ti
recuerdos pasados
que quise a mi lado
tener,
mas rotos y lejos,
dejaron, por viejos,
de ser.

Y mientras te espero
me puse a cantar la canción
de aquel tiempo nuestro
que luego otro tiempo borró;
la pena y la gloria
que tuvo la historia de amor
que juntos vivimos
cuando nos quisimos los dos.

sábado

LOS BESOS DE AYER



Atardecía, el Sol se ocultó,
calladamente el Invierno llegó,
era una noche de Enero sin fin
y estaba yo
pensando en ti.

El tiempo pasa y poco dejó,
el tiempo arrasa, el tiempo acabó
con nuestros sueños, los sueños de ayer,
el tiempo no
sabe volver.

Si yo pudiera
regresar al tiempo
de los bailes lentos
bajo las estrellas,
si yo pudiera
recobrar el tiempo
de los sentimientos
de la noche aquella...

te escribiría
otra vez mil versos
con aquellos sueños
que en mi ayer había,
te besaría diecisiete veces
en los diecisiete
años que tenías.

La suerte pasa, la suerte acabó,
la indiferencia mi espacio ocupó,
quemó los versos, los versos de ayer,
la suerte no
quiso volver.

La vida pasa y poco dejó,
la vida arrasa, la vida acabó
con nuestros besos, los besos de ayer,
la vida no
sabe volver.

Si yo pudiera
regresar al tiempo
de los bailes lentos
bajo las estrellas,
si yo pudiera
recobrar el tiempo
de los sentimientos
de la noche aquella...

te escribiría
otra vez mil versos
con aquellos sueños
que en mi ayer había,
te besaría diecisiete veces
en los diecisiete
años que tenías.

En ese río bajamos los dos,
tú por un lado y por otro yo
gritando adiós a los sueños de ayer,
el río no
sabe volver.

Atardecía, el Sol se ocultó,
calladamente el Invierno llegó,
era una noche de Enero sin fin
y estaba yo
pensando en ti.

domingo

FUE TAN FACIL QUERERTE



Fue tan fácil quererte,
tu mirada, tu risa,
tus diecisiete,
que te quise ferviente
porque entraste en mi vida
como un torrente...

fue tan fácil amarte,
cabellera dorada
como estandarte,
que te quise prohibida
por amor a la vida
amor al arte.

Tus diecisiete
tus diecisiete,
yo me quedé amarrado
a tus diecisiete,
para quererte
para quererte
como nadie en la vida
nunca te amó...

Fue tan fácil quererte
encontrarte aquel día
fue mala suerte,
descubría un brillante
que el destino quería
para otro amante,

fue tan fácil amarte
y tan pronto perderte
y no encontrarte,
que te quise prohibida
alejada en mi vida
siempre distante.

Tus diecisiete
tus diecisiete,
yo me quedé amarrado
a tus diecisiete,
para quererte
para quererte
como nadie en la vida
nunca te amó...

Tus diecisiete
tus diecisiete,
yo me quedé amarrado
a tus diecisiete,
para quererte
para quererte
como nadie en la vida
nunca te amó...

viernes

EL BESO DE NADIE



El cielo le daba
tristezas al aire
y así me llegaban
recuerdos de antes
y yo me abrazaba
al cuerpo de nadie,
al cuerpo de nadie
al cuerpo de nadie.

Faltaban caminos
para el caminante,
faltaban destinos
amores y amantes
y yo aún esperaba
la sombra de nadie,
la sombra de nadie
la sombra de nadie.

Sobraban mentiras
faltaban verdades,
a solas mi vida
con mis soledades,
qué frío sabía
el beso de nadie,
el beso de nadie
el beso de nadie.

Quebrando esperanzas
llegaba la tarde,
qué lejos quedaban
los sueños de antes,
qué lentas pasaban
mis noches con nadie,
mis noches con nadie
mis noches con nadie.

El alma dejaba
sus miedos al aire,
la sangre brotaba
con rojo de sangre
y yo me alejaba
con nada y con nadie,
con nada y con nadie
con nada y con nadie.

Sobraban mentiras
faltaban verdades,
a solas mi vida
con mis soledades,
qué frío sabía
el beso de nadie,
el beso de nadie
el beso de nadie.

miércoles

QUIEN



Quién
cogerá tus manos,
quién
besará tus labios,
quién
te atará a sus brazos,
quién
te querrá también.

Borrará la huella
que yo te marqué,
robará la estrella
que te regalé,
veré tu partida
en distinto tren,
cambiarás de vida
y no sé por quién.

Quién
te dará una rosa,
quién
cuidará tus cosas,
quién
será ya tu sombra,
quién
te querrá también.

Borrará la huella
que yo te marqué,
robará la estrella
que te regalé,
veré tu partida
en distinto tren,
cambiarás de vida
y no sé por quién.

Quién
te hará olvidarme,
quién
logrará borrarme,
quién
quién vendrá a robarme,
quién
te querrá también.

Borrará la huella
que yo te marqué,
robará la estrella
que te regalé,
veré tu partida
en distinto tren,
cambiarás de vida
y no sé por quién.

Borrará la huella
que yo te marqué,
robará la estrella
que te regalé,
veré tu partida
en distinto tren,
cambiarás de vida
y no sé por quién.


lunes

DULCE MARIA



Cuando aquel día
dulce María
cuando aquel día
te conocí,
yo presentía
dulce María
que no podría
vivir sin ti.

Pero sabía
dulce María
pero sabía
que junto a ti
no solo habría
luz y alegría,
también tendría
penas por ti.

En un momento
todo lo vi
un cielo negro
y un resplandor,
mi pensamiento
dentro de ti
vio amor intenso
junto a dolor.

En un momento
lo presentí,
el argumento
de una canción,
el sentimiento
diciendo sí
y el pensamiento
diciendo no.

Cuando otro día
dulce María,
cuando otro día
yo te perdí,
ya no sabía
dulce María
si yo podría
vivir sin ti.

Porque sabía
dulce María
porque sabía
que junto a ti
no solo habría
luz y alegría,
también tendría
penas por ti.

En un momento
todo lo vi
un cielo negro
y un resplandor,
mi pensamiento
dentro de ti
vio amor intenso
junto a dolor.

En un momento
lo presentí,
el argumento
de una canción,
el sentimiento
diciendo sí
y el pensamiento
diciendo no.

Cuando aquel día
dulce María
cuando aquel día
te conocí,
yo presentía
Dulce María
que no podría
vivir sin ti.

Cuando otro día
dulce María,
cuando otro día
yo te perdí,
ya no sabía
dulce María
si yo podría
vivir sin ti...

sábado

EL PINTOR



La mujer perfecta yo me inventé,
la pinté en la cama con mi pincel,
de carmín y grana la dibujé
en la blanca almohada, junto a mi fe...

Le impuse vida
abriéndole la ventana
y la perdida
no ha vuelto más a mi cama,
anda en tabernas
con hombres que la emborrachan...

y me señalan,
dicen "mirad a ese hombre,
no tiene nombre,
no tiene mar ni gaviotas,
pinta mujeres
para que habiten su alcoba..."

Y todos ríen,
quieren pagarme una copa:
"píntanos una,
para besarla en la boca,
píntala joven,
desnuda, blanca y hermosa."

Luego el silencio
con las mentiras a solas.

Me cansé de todo y me decidí
a pintar billetes de azul y gris,
primorosamente pinté veloz
cual si fuera un monje pintando a Dios...

Salí a la calle
con mi repleta cartera,
no era un don nadie,
quise que todos me vieran,
me compré el aire,
ahora soy rey de tabernas...

Tengo mujeres
hermosas y verdaderas,
los marineros
miran mi obra maestra,
quieren tatuajes
hechos con mi mano diestra...

pero no entienden
que solamente quería
amar de noche
lo que pintaba de día,
amar mis obras
que es como amar a la vida.

Todo en silencio,
todo de juego y mentira...

Salí a la calle
con mi repleta cartera,
no era un don nadie,
quise que todos me vieran,
me compré el aire,
ahora soy rey de tabernas...

Tengo mujeres
hermosas y verdaderas,
los marineros
miran mi obra maestra,
quieren tatuajes
hechos con mi mano diestra...

pero no entienden
que solamente quería
amar de noche
lo que pintaba de día,
amar mis obras
que es como amar a la vida.

Todo en silencio,
todo de juego y mentira.


jueves

CON LOS BRAZOS ABIERTOS


Si amaneces un día
con la mirada fría
y ese sabor amargo
de la melancolía...
si quien duerme a tu lado
ya dejó de ser puente
que rescate tu miedo,
tu rutina presente...

Si al volver la mirada
te tropieza la nada
y ese sabor amargo
de la desesperanza,

donde nacen las flores,
donde muere el Invierno,
yo te estaré esperando
con los brazos abiertos,

donde nacen las flores,
donde muere el Invierno,
yo te estaré esperando
con los brazos abiertos
con los brazos abiertos.

Si una arruga camina
por tu rostro y se fija
a tu mirada tierna,
a tu tierna sonrisa,
si un dolor se hace fuerte,
si la fatiga crece,
si aunque quieras, no puedes
por mucho que lo intentes...

Si la vida te niega
de repente, su estrella,
si se te pierde el rumbo
en la dura refriega,

donde nacen las flores,
donde muere el invierno,
yo te estaré esperando
con los brazos abiertos,

donde nacen las flores,
donde muere el Invierno,
yo te estaré esperando
con los brazos abiertos,

donde nacen las flores,
donde muere el Invierno,
yo te estaré esperando
con los brazos abiertos
con los brazos abiertos
con los brazos abiertos.

sábado

ANCLADO EN LOS SESENTA



Yo me quedé anclado en los sesenta
cuando Becaud cantaba "Et maintenant",
cuando el amor giraba en cada vuelta
de una canción bailándola en Ferraz.

Yo me quedé anclado en los sesenta
cuando Edit Piaf cantaba "Rien de rien",
cuando el dolor brillaba por su ausencia
y el corazón volaba sin cesar.

Y ahora que soy
un otoñal
un viejo autor
sentimental,
ahora me voy
hacia el final
donde Becaud
aún canta "Et maintenant".

Y ahora que soy
un otoñal
un viejo autor
sentimental,
ahora me voy
hacia el final
donde Becaud
aún canta "Et maintenant".

Yo me quedé anclado en los sesenta
cuando Aznavour cantaba "Et pourtant",
cuando la fe cegaba las creencias
y el corazón gritaba libertad.

Yo me quedé anclado en los sesenta
cuando Montand cantaba "Le jardin",
cuando el amor volaba en la tormenta
y la pasión se abrió de par en par.

Y ahora que soy
un otoñal
un viejo autor
sentimental,
ahora me voy
hacia el final
donde Becaud
aún canta "Et maintenant".

Y ahora que soy
un otoñal
un viejo autor
sentimental,
ahora me voy
hacia el final
donde Becaud
aún canta "Et maintenant",
donde Becaud
aún canta "Et maintenant".

lunes

ELLA ESTA TRISTE Y EL ESTA SOLO



Ella está triste y él está solo en el bar Unión,
afuera el agua cala los huesos del corazón,
él pide un trago caballo blanco para empezar...
a él los caballos le ponen algo sentimental.

Con el pitillo hace un anillo de colección,
el humo viaja camino al techo del bar Unión,
ella entretanto piensa en el dandy que la había amado,
un tipo duro llamado Shanto que aún no ha olvidado.

Mira su cara en el espejo del gran salón,
si no lloviera tal vez saliera del bar Unión,
pero se queda porque prefiere para el dolor
la luz espesa color de luna que da el neón.

Ella está triste y él está solo en el bar Unión,
afuera el agua cala los huesos del corazón,
Dios toca el piano y el segundero en el reloj
hace rayitas con alfileres en el dolor.

Pero volvamos donde dejamos la narración,
ella está triste y él está solo en el bar Unión,
él pone un disco de Sergio Endrigo en la gramola,
va hacia la mesa donde ella llora porque está sola...

no dice nada, corre la silla, saca un pañuelo,
ella lo acepta, alza los ojos, se arregla el pelo,
él hace señas, pide dos tragos al camarero,
los caballitos de vez en cuando son milagreros.

Caballo blanco para la dama y el caballero,
afuera vuelan las gotas frías del aguacero,
parece un cuadro pidiendo a gritos exposición:
dos solitarios color de luna bajo el neón.

Dios cierra el piano, hizo el trabajo, cruza el salón,
se va a la calle, sale volando del bar Unión,
algunos bares parecen hechos a la medida,
son como santos que hacen milagros en las heridas...
algunos bares parecen hechos a la medida,
son como santos que hacen milagros en las heridas.


SI ME DICES TE QUIERO



El árbol de la esquina
donde yo te despedía
está seco en este día
y más sólo hoy que ayer;
ya no ve, como veía,
nuestro adiós de cada vez
cuando yo te despedía
poco antes de las diez.

Recuerdo que tenías
ilusión en la mirada,
corazón de enamorada
y ternura en el besar;
en mis manos te dejabas
tu perfume cada vez
cuando alegre te marchabas
poco antes de las diez.

Se abrirán las ventanas
si me dices "te quiero",
doblarán las campanas
en un mágico vuelo
y traerán las mañanas
esperanzas y anhelos
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero",
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero"

Se abrirán las ventanas
si me dices "te quiero",
doblarán las campanas
en un mágico vuelo
y traerán las mañanas
esperanzas y anhelos
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero",
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero"

Al árbol de la esquina
donde yo te despedía,
hoy he vuelto, tarde fría,
y su triste desnudez,
al mirarme, me decía
que tu suave palidez
yo ya nunca besaría
poco antes de las diez.

Los sueños, las emociones,
los recuerdos y los besos
en sus ramas están presos
¡no los puedo libertar!
seguirán igual que el día,
que la noche, que la vez
en que yo te despedía
poco antes de las diez.

Se abrirán las ventanas
si me dices "te quiero",
doblarán las campanas
en un mágico vuelo
y traerán las mañanas
esperanzas y anhelos
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero",
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero"

Se abrirán las ventanas
si me dices "te quiero",
doblarán las campanas
en un mágico vuelo
y traerán las mañanas
esperanzas y anhelos
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero",
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero".

Se abrirán las ventanas
si me dices "te quiero",
doblarán las campanas
en un mágico vuelo
y traerán las mañanas
esperanzas y anhelos
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero",
si me dices que me amas,
si me dices "te quiero".

viernes

QUE NO TENGO NADA



Que no tengo nada, ayer me dijiste
en esos momentos que frunces el ceño
y pones delante de todo, el empeño
de martirizarme, de ponerme triste.

Que no tengo nada, que soy sólo el dueño
de vanos proyectos que tú no quisiste,
de sueños hermosos que nunca creíste
diciendo que un sueño tan sólo es un sueño.

¡Que no tengo nada...! ¿y tus negros ojos,
que a veces me miran con brillo de espada
antes de besarme
tus labios tan rojos?

¡Que no tengo nada...! si en una mirada
me entregas el alma, el alma en tus ojos,
¿cómo es que me dices
que no tengo nada?
que no tengo nada
si lo tengo todo.

Que no tengo nada, que soy sólo el dueño
de vanos proyectos que tú no quisiste,
de sueños hermosos que nunca creíste
diciendo que un sueño tan sólo es un sueño.

¡Que no tengo nada...! ¿y tus negros ojos,
que a veces me miran con brillo de espada
antes de besarme
tus labios tan rojos?

¡Que no tengo nada...! si en una mirada
me entregas el alma, el alma en tus ojos,
¿cómo es que me dices
que no tengo nada?
que no tengo nada
si lo tengo todo.

martes

LO NUESTRO FUE OTRA COSA



Porque en tus ojos, mi bien,
veo un sueño esperando,
porque tu mente también
puede que esté recordando...

y a pesar de lo que tienes,
de tu risa y de tus rosas,
de tu vida ahora, pienses
que lo nuestro fue otra cosa.

Porque en la flor de tu piel
aún sigue fiel
lo que me diste,
porque recuerdas mi ser
como un ayer
que no perdiste,

y aunque tengas otros besos,
y aunque mires otras rosas,
tú bien sabes que hace tiempo
nuestro amor era otra cosa,

y aunque tengas otros besos,
y aunque mires otras rosas,
tú bien sabes que hace tiempo
nuestro amor era otra cosa.

Porque en tus labios, amor,
veo un beso esperando,
porque en tu boca hay dolor
si yo no la estoy besando,

y a pesar de lo que tienes,
de tu risa y de tus rosas,
de tu vida ahora, pienses
que lo nuestro fue otra cosa.

Porque en la flor de tu piel
aún sigue fiel
lo que me diste,
porque recuerdas mi ser
como un ayer
que no perdiste,

y aunque tengas otros besos,
y aunque mires otras rosas,
tú bien sabes que hace tiempo
nuestro amor era otra cosa,

y aunque tengas otros besos,
y aunque mires otras rosas,
tú bien sabes que hace tiempo
nuestro amor era otra cosa,

y aunque tengas otros besos,
y aunque mires otras rosas,
tú bien sabes que hace tiempo
nuestro amor era otra cosa...


sábado

EN UN BARRIO COMO HAY MIL



En un barrio
como hay mil
a lo lejos
de Madrid,
un domingo
estuve allí,
y hoy te cuento
lo que vi.

Las mujeres con sus batas
y sus medias de algodón,
sacudiéndose la alfombra
en el balcón,
entre la ropa tendida,
entre calles sin hacer,
entre basura extendida
por doquier.

Pero a mí
aquel lugar me pareció el cielo,
cuando te vi,
entre los niños, viniendo hacia mí,
brillando al Sol el oro de tu pelo.


Y los hombres discutiendo
en un pobre y sucio bar,
y bebiendo su simpleza
y su coñac,
olvidando su pobreza
y su oscuro caminar
en la copa que se acaban
de tomar.

Pero a mí
aquel lugar me pareció el cielo,
cuando te vi,
entre los niños, viniendo hacia mí,
brillando al Sol el oro de tu pelo.

En un barrio
como hay mil
a lo lejos
de Madrid,
un domingo
estuve allí,
te he contado
lo que vi.

jueves

LAGRIMAS FRIAS



Atrás,
se quedó atrás
aquel verano,
atrás
quedó una voz,
quedó una mano
diciendo adiós
desde el andén
de una mirada,
diciendo adiós
al viejo tren
de madrugada.

El hombre que algún día tú dejaste
se pierde de silencios sin tu voz,
el hombre que algún día tú olvidaste
no encuentra otro camino hacia el amor.

El hombre que algún día tú dejaste
se ahoga entre lágrimas sin sol
el hombre que algún día tú olvidaste
no encuentra otro camino hacia el amor.

Estás
justo detrás
de mis inviernos,
detrás
de mi jamás,
de mis eternos
días sin Sol,
sueños sin fe,
lágrimas frías,
se me quedó
sin un por qué
la despedida.

El hombre que algún día tú dejaste
se pierde de silencios sin tu voz,
el hombre que algún día tú olvidaste
no encuentra otro camino hacia el amor.

El hombre que algún día tú dejaste
se ahoga entre lágrimas sin sol
el hombre que algún día tú olvidaste
no encuentra otro camino hacia el amor.

El hombre que algún día tú dejaste
se pierde de silencios sin tu voz,
el hombre que algún día tú olvidaste
no encuentra otro camino hacia el amor.

El hombre que algún día tú dejaste
se ahoga entre lágrimas sin sol
el hombre que algún día tú olvidaste
no encuentra otro camino hacia el amor.

martes

EL RETRATO



Contemplaba tu retrato
ligeramente amarillo,
quizá de tanto mirarlo
o del tiempo transcurrido,
y como siempre, pensando
si era más parecido
a la virgen de Leonardo
o a la virgen de Murillo.

Contemplaba tu retrato
como un acto clandestino,
como un hábito sagrado,
cotidiano, como un rito,
y retomaba el pasado
sin moverme de mi sitio,
prisionero de tus labios
y de tus ojos cautivo.

De tantos besos, de tantos,
a cuál más lento, más vivo,
a cuál más largo, más sabio,
más dulce, más encendido...
de aquellos ojos, milagro
de secretos compartidos
y de sueños dibujados
en lienzos indefinidos.

Contemplaba tu retrato
desde el final al principio
para encontrar el lejano
itinerario perdido,
y como siempre, pensando
si era más parecido
a la virgen de Leonardo
o a la virgen de Murillo

En tu rostro había algo
angelical, inaudito,
como un espejo sagrado
de milagros y de mitos
porque tu rostro era el canto
del ancestro, del principio,
del ideal, del encanto,
del mejor de los caminos.

De tantos besos, de tantos,
a cuál más lento, más vivo,
a cuál más largo, más sabio,
más dulce, más encendido...
de aquellos ojos, milagro
de secretos compartidos
y de sueños dibujados
en lienzos indefinidos.

Contemplaba tu retrato
ligeramente amarillo,
quizá de tanto mirarlo
o del tiempo transcurrido,
y como siempre, pensando
si era más parecido
a la virgen de Leonardo
o a la virgen de Murillo...
a la virgen de Leonardo
o a la virgen de Murillo.

miércoles

PRIMERO DE INVIERNO




Primero de Invierno
el Sol aparece con tibio alumbrar,
primero de Invierno
la lágrima brota y empieza a rodar...

primero de Invierno
ya no hay hojas verdes, la lluvia cayó,
el aire es tan frío
que hiela el hastío
de mi corazón.

Qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di...

qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di.

Primero de Invierno
la Luna se duerme de tanto mirar,
primero de Invierno
dos almas perecen de tanto esperar...

el tiempo es eterno,
la vida es tan breve que apenas llegó
se da media vuelta
y es como una fiesta
que se terminó.

Qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di...

qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di.

Qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di...

qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di.

martes

AMOR FALSO




Amor
qué fácil es mentirse en el adiós,
con frases de perdón y buena suerte.

Amor
y qué difícil luego la ambición
de comenzar de nuevo sin tenerte.

Y no sé qué hacer,
si olvidar tus brazos
y bajar de una vez
cien mil peldaños,

o quizá volver
a tu amor falso
y volver a tener
hoy, veinte años.

Tu voz
que fue juicio, castigo y redención
se quiebra en la distancia y el desprecio.

Y yo
que fui de tus mentiras, labrador,
no sé cómo seguir si tú estás lejos.

Y no sé qué hacer,
si olvidar tus brazos
y bajar de una vez
cien mil peldaños,

o quizá volver
a tu amor falso
y volver a tener
hoy, veinte años.

Y no sé qué hacer,
si olvidar tus brazos
y bajar de una vez
cien mil peldaños,

o quizá volver
a tu amor falso
y volver a tener
hoy, veinte años.

domingo

QUE NO SOY YO



Si me vieses así, desasistido
de esa mano de amiga providencia,
con la copa colmada del hastío
y dispuesta la voz a la sentencia;

si me vieras rondando en el vacío
pensarías, amor, que no soy yo.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
cómo estoy, hoy, sin tí.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
que el corazón se me paró...

y que va mi vida
sin saber a dónde,
a inventar tu cara,
a escribir tu nombre,

a volver al rumbo
de la soledad,
a olvidar tu mundo
que no tengo ya.

Si me vieras así, sólo y hundido
en el bárbaro lecho del silencio,
reprochando al reloj estar tan vivo
y sentirme a su lado como muerto;

si me vieras rondando en el vacío
pensarías, amor, que no soy yo.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
cómo estoy, hoy, sin tí.

No, no me verás,
no, nunca sabrás
que el corazón se me paró...

y que va mi vida
sin saber a dónde,
a inventar tu cara,
a escribir tu nombre,

a volver al rumbo
de la soledad,
a olvidar tu mundo
que no tengo ya.

y que va mi vida
sin saber a dónde,
a inventar tu cara,
a escribir tu nombre,

a volver al rumbo
de la soledad,
a olvidar tu mundo
que no tengo ya.

jueves

NO TENGO MAS PATRIA QUE TU CORAZON



Mi patria no es suelo, ni idioma, ni el son
del himno más bello, ni es una bandera,
ni es una historia ni una frontera...
no tengo más patria que tu corazón.

Que no me pregunten que de dónde son
mi vida, mi meta, mi tierra, mi llanto,
que de dónde vengo, que cuál es el canto
de mis horizontes y de mi razón

No tengo más tierra, escudo o blasón
que no sean tus ojos, tus labios, tus manos,
cambié mis inviernos por esos veranos
que están en el fondo de tu corazón.

Por eso mi patria es una prisión
y yo el prisionero, encantado y fiel,
mi patria es la cárcel que abriga tu piel,
no tengo más patria que tu corazón.

No tengo más patria que tu corazón
ni más esperanza que la de tus labios,
mi fuerza es la fuerza que tienen tus brazos
y miro la vida desde tu balcón.

Eres en mi barco la vela y timón,
tú marcas el rumbo por todos los mares,
eres mi destino, el faro, la llave
que abre del todo mi imaginación.

No tengo más tierra, escudo o blasón
que no sean tus ojos, tus labios, tus manos,
cambié mis inviernos por esos veranos
que están en el fondo de tu corazón.

Por eso mi patria es una prisión
y yo el prisionero, encantado y fiel,
mi patria es la cárcel que abriga tu piel,
no tengo más patria que tu corazón.

domingo

LA ULTIMA COPA



Apagué la lumbre
por la geometría
de tu cama en llamas,
como ya es costumbre
como ya es así;
me serví una copa
mientras aún dormías,
y era mi derrota,
y era mi derrota
lo que me bebí.

Un fracaso más
se llevó esa copa,
en la oscuridad
de tu habitación;
un fracaso más
me amargó la boca
cuando al terminar
cuando al terminar
ni te dije adiós.

Un fracaso más
se llevó esa copa,
en la oscuridad
de tu habitación;
un fracaso más
me amargó la boca
cuando al terminar
cuando al terminar
ni te dije adiós.

En aquel segundo
cuando me vestía,
las cuatro paredes
que fueron el mundo
donde te viví,
se quedaron rotas,
viejas y vacías,
y en aquella copa,
y en aquella copa
yo me las bebí.

Un fracaso más
se llevó esa copa,
en la oscuridad
de tu habitación;
un fracaso más
me amargó la boca
cuando al terminar
cuando al terminar
ni te dije adiós.

Un fracaso más
se llevó esa copa,
en la oscuridad
de tu habitación;
un fracaso más
me amargó la boca
cuando al terminar
cuando al terminar
ni te dije adiós.

viernes

LA MUJER QUE ME SALVÓ LA VIDA



Un milagro yo pido hoy
cuando todo ha pasado y sé
que sus ojos ya no veré
que sin ella yo ciego voy...
un milagro yo pido hoy
cuando todo ha acabado y sé
que sus labios no besaré
ni su amor tendré.

Mirando al cielo
a Dios le pido
que haga un milagro y su voz
vuelva a calmar mi dolor,
que tras del tiempo,
tras del olvido,
haga un milagro el Señor
y vuelva a darme su amor.

Ella
ella
la mujer que curó mi herida
la mujer que salvó mi vida...
ella
ella
la mujer que salvó mi vida
la mujer que me amó.

Un milagro yo pido hoy
cuando siento morir la fe,
cuando pienso que no podré
caminar, si tan sólo estoy...
si cansado y perdido voy
tras de un sueño que solo sé
tuve un día y se me fue
para no volver..

Mirando al cielo
a Dios le pido
que haga un milagro y que
vuelva conmigo otra vez;
que tras del tiempo,
tras del olvido,
haga un milagro el Señor
y vuelva a darme su amor.

Ella
ella
la mujer que curó mi herida
la mujer que salvó mi vida...
ella
ella
la mujer que salvó mi vida
la mujer que me amó.

Ella
ella
la mujer que curó mi herida
la mujer que salvó mi vida...
ella
ella
la mujer que salvó mi vida
la mujer que me amó.

miércoles

LAS SIEMPRE EN PUNTO



Cada nueva primavera
vuelven todos los recuerdos,
con el verde de la hierba
amanecen nuestros sueños;
cada nueva primavera,
cada vez, tras el invierno,
pienso amor que no hubo pena
ni cariño como el nuestro.

Y dieron
las siempre en punto
de incertidumbre...
y yo te seguí queriendo
como es costumbre.

Y dieron
las siempre en punto,
en punto y siempre...
y yo te seguí queriendo
eternamente.

Para qué ahora explicarte
que aún te llevo amor muy dentro,
si ya no vas a enterarte,
si es inútil este sueño
aunque cada primavera,
cada vez, tras el invierno,
piense amor que no hubo pena
ni cariño como el nuestro.

Y dieron las siempre en punto
de incertidumbre...
y yo te seguí queriendo
como es costumbre.

Y dieron
las siempre en punto,
en punto y siempre...
y yo te seguí queriendo
eternamente.

Y dieron
las siempre en punto
de incertidumbre...
y yo te seguí queriendo
como es costumbre.

Y dieron
las siempre en punto,
en punto y siempre...
y yo te seguí queriendo
eternamente.


domingo

HOY


Déjame despeinarte los cabellos,
tu pelo reflejándose en la tarde
y surcarlo despacio con mis dedos
respirando el aroma que lo invade,
pero no en el rincón de un bar discreto
bajo la sensación de una mirada,
déjame despeinarte los cabellos
en una habitación, en una cama.

Déjame desgranarte los "te quiero"
uno a uno, a cuál más convencido,
llamarte por tu nombre y lo que siento
plasmarlo en un amor, un amor mío,
pero déjame hacerlo en el silencio
y no entre una nube de palabras,
déjame desgranarte los "te quiero"
en una habitación, en una cama.

Hoy sin falta
voy a verte
y a decirte
que te quiero
hoy sin falta
voy a hacerte
el amor quieras o no...
que me falta
que se pierde
esta vida
sin tenerte
hoy sin falta
voy a verte
para darte el corazón.

Déjame que te adore con un beso,
con un beso inmensamente largo
que comience rozando y suponiendo
y termine mordiendo y confirmando,
pero no intranquilo, con recelo,
sino pura emoción y pura brasa,
déjame que te adore con un beso
en una habitación, en una cama.

Déjame que conozca los caminos
que señalan el mapa de tu cuerpo,
que humedezca tu piel y tus sentidos,
que no deje un rincón sin recorrerlo...
déjame que se llene tu vacío
y que ardamos los dos la misma llama,
déjame ser feliz, cariño mío,
en una habitación, en una cama.

Hoy sin falta
voy a verte
y a decirte
que te quiero
hoy sin falta
voy a hacerte
el amor quieras o no...
que me falta
que se pierde
esta vida
sin tenerte
hoy sin falta
voy a verte
para darte el corazón...

hoy sin falta
voy a verte
y a decirte
que te quiero
hoy sin falta
voy a hacerte
el amor quieras o no...
que me falta
que se pierde
esta vida
sin tenerte
hoy sin falta
voy a verte
para darte el corazón.

jueves

LOS DIAS DEL AMANECER

En un instante
cambió mi vida
en un instante
todo cambió,
en ese instante
era tu vida
la consentida
de mi corazón.

Eran los días del amanecer
llenos de vida, radiantes de sol,
eran las noches de luna y placer
entre mis brazos mi amor y tu amor.

Eran los días del amanecer
llenos de vida, radiantes de sol,
eran las noches de luna y placer
entre mis brazos mi amor y tu amor.

En otro instante
cambió mi vida
en otro instante
todo cambió,
en ese instante
era tu vida
la gran herida
de mi corazón.

Eran los días del amanecer
faltos de vida, oscuros de sol,
eran las noches del enloquecer
sin tus caricias tan solo el dolor

Eran los días del amanecer
faltos de vida, oscuros de sol,
eran las noches del enloquecer
sin tus caricias tan solo el dolor.

En otro instante
cambió mi vida
en otro instante
todo cambió,
en ese instante
era tu vida
la gran herida
de mi corazón.

Eran los días del amanecer
faltos de vida, oscuros de sol,
eran las noches del enloquecer
sin tus caricias tan solo el dolor.

Eran los días del amanecer
faltos de vida, oscuros de sol,
eran las noches del enloquecer
sin tus caricias tan solo el dolor.

martes

TU ESCAPULARIO


Un día me diste
lo que tú has llevado
lo que tú tuviste
muy dentro guardado,
y todo el pasado,
tu sueño diario
en mí lo pusiste
con tu escapulario...
la ra la ra la ra
la ra
la ra la ra.

Y tú me decías
cuando me lo dabas
lo que lo querías,
lo que lo añorabas,
y yo lo sentía
y le hice un santuario
en el alma mía
a tu escapulario...
la ra la ra la ra
la ra
la ra la ra.

Que encuentre en mi nido
tan digna morada
como en ti lo ha sido
tu vida pasada,
y que no haya nada
en mi andar diario
que manche la cara
de tu escapulario...
la ra la ra la ra
la ra
la ra la ra.

que manche la cara
de tu escapulario...
la ra la ra la ra
la ra
la ra la ra.

COMO UN LOBO SOLITARIO



Amaneció una mañana,
cielo gris, manto nublado,
desde un lado de la cama
extendí, lento, mi brazo,
como es costumbre, buscaba
el calor de tu costado,
pero tu cuerpo no estaba,
vacía quedó mi mano.

Me levanté, era el alba
del sabor de los presagios,
la habitación destilaba
el olor de los santuarios,
ni aquí ni allá, por la casa,
un silencio autoritario
me confirmó que ahora estaba
como un lobo solitario.

Mi refugio son tus brazos
cuando vuelves y me abrazas
reaparece la esperanza
la ilusión la claridad...
mi refugio son tus besos
cuando vuelves y me besas
reaparece la promesa
del amor sin un final.

Abrí puertas y ventanas,
miré rincones y armarios,
el sillón donde escuchabas
algún cantante romántico,
buscando algo que hablara
de un motivo, de un pecado,
mas la razón era clara:
te marchaste por cansancio.

Y me eché aquella mañana
a la calle, como un rayo,
bajo la lluvia buscaba
tu imagen en el asfalto,
aprisionado en el ansia
de resolver mi calvario,
te busqué lleno de rabia
como un lobo solitario.

Mi refugio son tus brazos
cuando vuelves y me abrazas
reaparece la esperanza
la ilusión la claridad...
mi refugio son tus besos
cuando vuelves y me besas
reaparece la promesa
del amor sin un final...
mi refugio son tus brazos
cuando vuelves y me abrazas
reaparece la esperanza
la ilusión la claridad...
mi refugio son tus besos
cuando vuelves y me besas
reaparece la promesa
del amor sin un final.

miércoles

AMOR DE ANTES



Se fueron juntando nubes aquella tarde,
sentía, frente a tus ojos, amor de antes,
apenas te conocía y entre tus brazos
en aquel baile,
te quise, pequeña mía,
pues más que a nadie.

Y me olvidé que soy barco en la mar
que se va a la deriva,
sin un porqué que le lleve el timón,
que le marque una luz,
y me olvidé que se va sin razón
no sé dónde, mi vida,
porque pensé que eras tú mi polar,
que mi norte eras tú.

De noche no me dormía, me trajo el aire
tu imagen hasta mi cuarto, amor de antes,
apenas te conocía y era tu cara
divina estampa,
y quise que me quisieras
con toda el alma.

Y me olvidé que soy barco en la mar
que se va a la deriva,
sin un porqué que le lleve el timón,
que le marque una luz,
y me olvidé que se va sin razón
no sé dónde, mi vida,
porque pensé que eras tú mi polar,
que mi norte eras tú.

Tu tiempo frente a mi tiempo era tan breve,
cumpliste hace tres días los diecinueve,
apenas te conocía y era tu cuerpo
mi primavera,
y quise que fueses mía,
la vida entera.

Y me olvidé que soy barco en la mar
que se va a la deriva,
sin un porqué que le lleve el timón,
que le marque una luz,
y me olvidé que se va sin razón
no sé dónde, mi vida,
porque pensé que eras tú mi polar,
que mi norte eras tú...
y me olvidé que soy barco en la mar
que se va a la deriva,
sin un porqué que le lleve el timón,
que le marque una luz,
y me olvidé que se va sin razón
no sé dónde, mi vida,
porque pensé que eras tú mi polar,
que mi norte eras tú.


HIMNO A UN POBRE HOMBRE



Ese hombre
que ese esconde
y que va no sabe donde,
que no sabe
lo que quiere
y tampoco por qué está;
ese hombre
que pregunta y al que nadie le responde
eres tú, soy yo
es el otro,
somos todos
en plural.

Adónde vamos
con un pobre corazón
adónde vamos
por oscuro caminar,
con un cuerpo que a menudo se derrumba
y una mente que no puede comprender
que salgamos de la nada y a la tumba
regresemos paso a paso sin poder
volver.

Ese hombre
que ese esconde
y que va no sabe donde,
que no encuentra
lo que busca
y lo deja de buscar,
ese hombre
que está solo
rodeado de otros hombres,
eres tú, soy yo
es el otro,
somos todos
en plural.

Adónde vamos
con un pobre corazón
adónde vamos
por oscuro caminar,
con un cuerpo que a menudo se derrumba
y una mente que no puede comprender
que salgamos de la nada y a la tumba
regresemos paso a paso sin poder
volver.

Ese hombre
que ese esconde
y que va no sabe donde,
que no sabe
lo que quiere
y tampoco por qué está;
ese hombre
que pregunta y al que nadie le responde
eres tú, soy yo
es el otro,
somos todos
en plural.

CONTIGO A SOLAS



Cuando tu voz
casi se apaga
y entre los dos
ya no hay distancia,
cuando por ti
hablan las olas
estoy por fin
contigo a solas...
cuando tu piel
crece en silencio
con esa sed
que llevas dentro,
cuando el amor
llega y te nombra,
es que ya estoy
contigo a solas.

Me acaricia de azules
tu celeste mirada
y se llena de luces
toda mi oscuridad...
me envenenas de azules
que tus ojos me matan,
esos ojos del alba
del color de la mar.

Y entonces yo
voy a tus brazos
para que no
sigas mirando,
pongo ante ti
besos y rosas
ahora que estoy
contigo a solas...
sin ti no soy
nada en la vida
sin ti me voy
a la deriva,
te entrego hoy
mi alma toda
ahora que estoy
contigo a solas.

Me acaricia de azules
tu celeste mirada
y se llena de luces
toda mi oscuridad...

me envenenas de azules
que tus ojos me matan,
esos ojos del alba
del color de la mar.

Me acaricia de azules
tu celeste mirada
y se llena de luces
toda mi oscuridad...

me envenenas de azules
que tus ojos me matan,
esos ojos del alba
del color de la mar.

sábado

EL NIÑO QUE LEIA NOVELAS DE SILVER KANE (NUEVA VERSION)



El niño que leía novelas de Silver Kane,
el niño que sentía la vida correr tras él,
el niño al que enseñaron "la verdad os hará libres"
el niño al que engañaron con promesas imposibles.

El niño que rezaba "con flores a María",
el niño que cantaba en el coro de la misa,
el niño que jugaba a dar con el balón
los pases de Kubala a Moreno y a Manchón.

Ese fui yo
antes de ayer,
un campeón
de la niñez
que se largó
y aunque se fue
algo dejó
en mí, de él.

El niño que escribía
poesías de vez en vez,
el niño que comía
pasteles de tres en tres,
el niño que quería
tanto y tanto a su madre,
el niño que tenía
a flor de piel la sangre.

El niño al que un buen día
el amor se apareció
en una rubia cría
de rizos color de Sol,
el niño que otro día
un beso desgranaba,
un beso que sabía
a dulce de manzana.

Ese fui yo
antes de ayer,
un campeón
de la niñez
que se largó
y aunque se fue
algo dejó
en mí, de él.

El niño que leía novelas de Silver Kane,
el niño que sentía la vida correr tras él,
el niño al que enseñaron "la verdad os hará libres"
el niño al que engañaron con promesas imposibles.

El niño que leía novelas de Silver Kane,
el niño que sentía la vida correr tras él,
el niño al que enseñaron "la verdad os hará libres"
el niño al que engañaron con promesas imposibles.

jueves

TODAVÍA


Todavía navegan por tus ojos
los ríos cristalinos de la vida,
mientras los míos se quedaron solos
en un desierto de melancolía...
si no fuera, cariño, por tus ojos,
daría la esperanza por perdida.

Todavía transitan por tus manos
las cercanas y cálidas caricias,
mientras mis gestos se volvieron vanos,
desarraigados en la lejanía...
si no fuera, cariño, por tus manos,
dónde buscar el sol del mediodía.

Si no fuera, cariño, por tus ojos,
por tus ojos azules, por tus besos,
por tus besos de menta, por tus manos,
por tus manos abiertas, por tu cuerpo,
por tu cuerpo encendido, por tu vida...
qué silencio más grande mi silencio.
¡Qué perdida, cariño, qué perdida
mi vida si no fuese por tu vida!

Todavía dibujas en tus besos
emociones que nunca se marchitan,
mientras los míos se volvieron secos,
besos fríos que no se necesitan...
si no fuera, cariño, por tus besos,
qué boca mi emoción despertaría.

Todavía la fuente de tu cuerpo
enciende las pasiones malheridas
mientras la mía hundida en los recuerdos
se refugia en tu vientre, su guarida...
si no fuera, cariño, por tu cuerpo,
dónde mi corazón desataría.

Si no fuera, cariño, por tus ojos,
por tus ojos azules, por tus besos,
por tus besos de menta, por tus manos,
por tus manos abiertas, por tu cuerpo,
por tu cuerpo encendido, por tu vida...
qué silencio más grande mi silencio.
¡Qué perdida, cariño, qué perdida
mi vida si no fuese por tu vida!

miércoles

MANANTIALES



Esta tarde
me han mirado tus ojos,
manantiales
del color de la vida,
y en el aire
tu mirada y la mía
un alarde
de la melancolía.

Esta tarde
me han besado tus labios,
manantiales
del sabor de la vida,
y en el aire
tu sonrisa y la mía
viento suave
de la melancolía.

Esta tarde
desperté de mis sueños,
manantiales
de tu ausencia infinita,
y en el aire
tu distancia y la mía
roja sangre
de la melancolía.

Esta tarde
me han rozado tus manos,
manantiales
del calor de la vida,
y en el aire
tu caricia y la mía
puro arte
de la melancolía.

Esta tarde
desperté de mis sueños,
manantiales
de tu ausencia infinita,
y en el aire
tu distancia y la mía
roja sangre
de la melancolía...
esta tarde
desperté de mis sueños,
manantiales
de tu ausencia infinita,
y en el aire
tu distancia y la mía
roja sangre
de la melancolía.

lunes

ENTRE NOSOTROS



Entre nosotros
todo es posible,
desde lo fácil
a lo increíble,
desde no vernos
y hasta olvidarnos,
a urgentemente
necesitarnos.

Entre nosotros
todo es distinto,
cinco minutos
para vivirnos,
cuatro palabras
y en el abrazo,
una esperanza
y un desengaño.

Intercambiarnos
los sentimientos,
abrir las puertas
a los deseos...
como nosotros
ya quedan pocos,
dos soñadores,
un par de locos.

Miradas dulces,
tiernos momentos,
largas esperas,
muchos recuerdos,
estar unidos
y estar muy lejos,
llevar a medias
amor y miedo.

Entre nosotros
estuvo el tiempo
y está la vida
interfiriendo,
las realidades,
lo cotidiano,
hoy nos separa
como hace años.

Intercambiarnos
los sentimientos,
abrir las puertas
a los deseos...
como nosotros
ya quedan pocos,
dos soñadores,
un par de locos.

Y sin embargo
algo nos une
con un cariño
que todo cubre;
en este tiempo
en que vivimos,
lo de nosotros
es muy distinto.

Nos parecemos
el uno al otro
por lo que fuimos,
por lo que somos,
sólo queremos
beber a sorbos
ese amor nuestro,
poquito a poco.

Intercambiarnos
los sentimientos,
abrir las puertas
a los deseos...
como nosotros
ya quedan pocos,
dos soñadores,
un par de locos.

martes

QUÉ CANTIDAD DE AMOR DESPERDICIADO



Anoche tuve un sueño, no había nadie
en esa habitación, los dos entramos,
y allí nos encontramos, como alguien
que se estuvo esperando muchos años.

Abrimos las ventanas, ya era tarde,
y a todo el mes de Abril nos asomamos,
y sin mirar atrás, fuimos al aire,
abrimos las ventanas y escapamos.

No quisimos volver, sólo, si cabe,
algún recuerdo incierto que dejamos,
no miramos atrás, vimos delante
la vida entera para desquitarnos.
No quisimos volver, sólo un instante
para tomar aliento y entregarnos,
"¡cuánto tiempo perdido!" me gritaste,
"¡qué cantidad de amor desperdiciado!"

Abrimos las ventanas, ya era tarde,
y a todo el mes de Abril nos asomamos,
y sin mirar atrás, fuimos al aire,
abrimos las ventanas y escapamos.

E hicimos todo juntos, desde darte
mi tiempo y mi rincón más ignorado,
a abrirte el corazón como se abren
las flores al comienzo del verano.

No quisimos volver, sólo, si cabe,
algún recuerdo incierto que dejamos,
no miramos atrás, vimos delante
la vida entera para desquitarnos.
No quisimos volver, sólo un instante
para tomar aliento y entregarnos,
"¡cuánto tiempo perdido!" me gritaste,
"¡qué cantidad de amor desperdiciado!"

No quisimos volver, sólo, si cabe,
algún recuerdo incierto que dejamos,
no miramos atrás, vimos delante
la vida entera para desquitarnos.
No quisimos volver, sólo un instante
para tomar aliento y entregarnos,
"¡cuánto tiempo perdido!" me gritaste,
"¡qué cantidad de amor desperdiciado!"


sábado

SIN IDENTIDAD



Amo tu cuerpo frágil que balanceas
con gracia y prisa por las mil caras
de la ciudad,
corres por los relojes que han inventado
los que dijeron que hay un horario
para llegar...

Que te espero en la esquina
que los estudios, que la oficina
que se ha hecho tarde y que me entiendes
pero te vas,
pasa el mundo apurado, pasa la vida
lo cotidiano, siento tu mano
tal vez mañana me llamarás.

Quiero tu cara fresca, tu pelo al viento
tu risa clara, la que hoy me entregas
como si fuera por caridad,
quiero escapar y quiero
un día nuevo, un cielo entero
y ser viajero
sin un fichero
de identidad.

Como puedo explicarte lo que no entiendes
y que no puedo aunque quisiera
hacer cambiar,
Que te espero en la esquina
que los estudios, que la oficina
que se ha hecho tarde, sí yo te entiendo
pero te vas...

Quiero tu cara fresca, tu pelo al viento
tu risa clara, la que hoy me entregas
como si fuera por caridad,
quiero escapar y quiero
un día nuevo, un cielo entero
y ser viajero
sin un fichero
de identidad...

quiero tu cara fresca, tu pelo al viento
tu risa clara, la que hoy me entregas
como si fuera por caridad,
quiero escapar y quiero
un día nuevo, un cielo entero
y ser viajero
sin un fichero
de identidad.


viernes

YA SE QUE NO ERES PARA MI


Ya sé que no eres para mí
pero me brinca el corazón
con solo oir tu nombre,
ya sé que no eres mí
y haces que pierda la razón
cuando tu amor responde...
ya sé que no eres para mí
pero en tus redes yo caí
y así dejé mi corazón
enamorándose ti.

Quisiera gritar
a pecho abierto lo que llevo dentro,
quisiera llorar
lo que me duele este sentimiento...
quisiera volver
a aquellos tiempos en que yo viví
sin comprender
que nunca tú serías para mí.


Ya sé que no eres para mí
pero me brinca el corazón
con solo oir tu nombre,
ya sé que no eres mí
y haces que pierda la razón
cuando tu amor responde...
ya sé que no eres mí
pero en tus redes yo caí
y así dejé mi corazón
enamorándose ti.

Quisiera gritar
a pecho abierto lo que llevo dentro,
quisiera llorar
lo que me duele este sentimiento...
quisiera volver
a aquellos tiempos en que yo viví
sin comprender
que nunca tú serías para mí.

Ya sé que no eres para mí
pero me brinca el corazón
con solo oir tu nombre,
ya sé que no eres mí
y haces que pierda la razón
cuando tu amor responde...
ya sé que no eres mí
pero en tus redes yo caí
y así dejé mi corazón
enamorándose ti.

martes

EL AGUA DEL RIO


El río
el río bajaba,
llevaba
mi amor por el río,
oía
que aún me decías
"te quiero" muy bajo
y yo ya sin fe
lloraba en tus brazos.

Dormía
el cielo en la bruma,
salía
más triste la Luna,
decías
que aún eras mía
mintiendo esos lazos
y yo sin amor
lloraba en tus brazos.

Y el agua del río mojaba tu cara
el agua era clara, el aire era frío,
y yo te miraba soñando en tus besos
que el agua llevaba
llevaba muy lejos,
dejándome solo
haciéndome viejo.

Tenías
la misma mirada
que el día
cuando te encontraba,
y ahora
que ya te perdía
pensé en aquel día
cuando te encontré
y ya te quería.

Y el agua del río mojaba tu cara
el agua era clara, el aire era frío,
y yo te miraba soñando en tus besos
que el agua llevaba
llevaba muy lejos,
dejándome solo
haciéndome viejo.