viernes

DULCE Y AMARGO


A ti
que cambiaste el sabor
ese dulce sabor
que del amor tenía
a ti
que trajiste el dolor
a mi mundo interior
que yo no conocía...

a ti
que me hiciste creer
que tu amor hacia mí
era limpio y sincero,
a ti
a ti misma pregunta por qué
aunque eres así
es a ti solo a ti
a quien más quiero...

a ti
que me hiciste creer
que tu amor hacia mí
era limpio y sincero,
a ti
a ti misma pregunta por qué
aunque eres así es a ti solo a ti
a quien más quiero.

A ti
mensajera del sol
de la luz, del temor,
de la muerte y la vida,
a ti
que encendiste el ardor
de mi sueño mejor
de la flor y la espina...

a ti
que me hiciste creer
que tu amor hacia mí
era limpio y sincero,
a ti
a ti misma pregunta por qué
aunque eres así es a ti
solo a ti
a quien más quiero...

a ti
que me hiciste creer
que tu amor hacia mí
era limpio y sincero,
a ti
a ti misma pregunta por qué
aunque eres así es a ti
solo a ti
a quien más quiero.

QUE LLOREN POR TI


Tu nombre quiero olvidar,
mas luego te pido ver,
y nunca puedo saber
si quiero pensar
o sólo olvidar;
hay tanto para recordar
que nunca consigo tener
valor para comenzar
mi vida, otra vez,
sin verte ya más.

No quiero verme así
llorando solo por ti...
Que lloren, que lloren por ti
los campos, los valles, las flores,
que negros se vean los colores
y hasta el cielo llore
mi vida sin ti;
que vuelvan después hasta mí
promesas de tiempos mejores,
que pueda sentir los colores
de miles de flores
que hoy mueren sin ti.

Mis noches contigo no están,
tus ojos los míos no ven,
mis brazos que a tu cuerpo van
tan sólo podrán
recuerdos tener;
momentos felices de ayer,
¡qué dura es la realidad!,
que todo lo tuyo se fue,
quedando, no más,
tu adiós y mi fe.

Mi casa está llena de ti,
tus cosas que aún no quité,
que quiero que sigan así
hablando de ti,
pintando tu ayer;
es triste pero quiero ser
guardián de lo que hay aquí,
quizás, si quieres volver,
lo encuentres así,
tal cual como ayer.

No quiero verme así
llorando solo por ti...
Que lloren, que lloren por ti
los campos, los valles, las flores,
que negros se vean los colores
y hasta el cielo llore
mi vida sin ti;
que vuelvan después hasta mí
promesas de tiempos mejores,
que pueda sentir los colores
de miles de flores
que hoy mueren sin ti.

sábado

NO CIERRES LA PUERTA


Quién no ha sentido
la impresión
de ser la carne
del cañón,
el que ha perdido
tanto que
ya nada tiene
que perder,
quién no ha sentido
necesidad
de esconderse y llorar.

Amor, no cierres la puerta
por si algún día me ves volver
cansado, roto y sin fuerza
a refugiarme bajo tu piel...
amor, no cierres la puerta
por si algún día me ves volver,
cansado, roto y sin fuerza
a refugiarme bajo tu piel.

Quién no ha buscado
alguna vez
aquellos brazos
del ayer,
donde sin miedo
desahogar
todo el fracaso,
la ansiedad,
quién no ha querido
desertar,
esconderse y llorar.

Amor, no cierres la puerta
por si algún día me ves volver
cansado, roto y sin fuerza
a refugiarme bajo tu piel...
amor, no cierres la puerta
por si algún día me ves volver,
cansado, roto y sin fuerza
a refugiarme bajo tu piel.

Amor, no cierres la puerta
por si algún día me ves volver
cansado, roto y sin fuerza
a refugiarme bajo tu piel...
amor, no cierres la puerta
por si algún día me ves volver,
cansado, roto y sin fuerza
a refugiarme bajo tu piel.


miércoles

NO PERO SI


Tus labios dibujaron ese no
que tus ojos gritaban como sí,
mi mano, resbalando ayer por ti,
de tu piel asustada se alejó.

Tus dudas, tus temores, comprendí,
aunque nunca mi mente lo aceptó,
decepcionado, triste, se perdió
el amor imposible que te di.

Tu palabra, rotunda, era no,
tu mirada, sincera, era sí,
y en tu ambigua respuesta me perdí.

Creencia o conveniencia te alejó
con un no que jamás llegó a ser no,
con un no que en el fondo era un sí.

Tus dudas, tus temores, comprendí,
aunque nunca mi mente lo aceptó,
decepcionado, triste, se perdió
el amor imposible que te di.

Tu palabra, rotunda, era no,
tu mirada, sincera, era sí,
y en tu ambigua respuesta me perdí.

Creencia o conveniencia te alejó
con un no que jamás llegó a ser no,
con un no que en el fondo era un sí.

sábado

AGOSTO PROFUNDO


Una noche te encontré
tú mirabas un reloj
y recuerdo que pensé:
"está sola, como yo".

De qué mundo te llevó
a mi lado cualquier tren,
sola y triste como yo
triste y sola tú también.

Mediaba Agosto y entre los dos
llenos de ayer, llenos de adiós,
algo empezó, algo que fue
brisa ligera de sueño y de fe...

Te quiero hoy, te quise ayer,
no sé mañana si te querré,
pero recuerda que un día sentí
todo el amor que aún me queda
por ti.

Otra noche te besé
y tu boca me llenó
de amarguras una vez
y otras veces de valor...

De qué túnel te sacó
una noche, cualquier tren,
y conmigo te llevó
a la orilla de mi andén.

Mediaba Agosto y entre los dos
llenos de ayer, llenos de adiós,
algo empezó, algo que fue
brisa ligera de sueño y de fe...

Te quiero hoy, te quise ayer,
no sé mañana si te querré,
pero recuerda que un día sentí
todo el amor que aún me queda
por ti.


lunes

EL AIRE DE LA SIERRA


Hay en la sierra un lago
que me recuerda a ti,
con sus aguas tan verdes
donde tus ojos vi...
hay en la sierra nieve
que me recuerda a ti,
tus blancas manos frías
y el frío que sentí.

Y tú que allá en lo alto
aquí me ves cantar
sabes que lloro dentro,
sabes de mi penar...
yo que estoy en la sierra
para poder estar
más cerca de tu alma,
de tu verde mirar.

El aire de esta tierra
huele, mi vida, a ti,
el aire de la sierra
trae tu aliento a mí...
los pájaros volando
a ti podrán llegar
y ver lo que mis ojos
ya no verán jamás.

Y solo en la cabaña
que era para ti,
y solo en la montaña
donde contigo fui,
donde vivir quisimos
donde pudimos ser
como el Sol, como el aire
en el amanecer.

Hay un pastor tan solo
tan solo como yo,
con quien comparto el tiempo,
mi tiempo de dolor...
hay en la sierra un hombre
que vive sin vivir
que sueña con tu nombre,
que se muere de ti...

hay en la sierra un hombre
que vive sin vivir
que sueña con tu nombre,
que se muere de ti...
hay en la sierra un hombre
que vive sin vivir
que se muere ese hombre,
que se muere de ti...

viernes

NO ME LLAMES AMOR MIO


No me llames amor mío
que el amor es mucho más que una palabra,
no me llames amor mío
sin pensar lo que me llamas...

no lo digas, por favor,
no profanes el amor,
con un gesto de piedad
o una frase sin valor,
no lo digas, por favor,
no profanes el amor.

Hace tiempo que has gastado
el camino y la esperanza,
y ahora quieres simularlo
con tan sólo una palabra.

No me llames amor mío
como si de letanía se tratara,
no me llames amor mío,
para hablar así, te callas,

no lo digas, por favor,
no profanes el amor,
con un gesto de piedad
o una frase sin valor,
no lo digas, por favor,
no profanes el amor.

Hace tiempo que has gastado
el camino y la esperanza,
y ahora quieres simularlo
con tan sólo una palabra.

No me llames amor mío
que el amor es mucho más que una palabra,
no me llames amor mío
sin pensar lo que me llamas,

no me llames amor mío
como si de letanía se tratara,
no me llames amor mío,
para hablar así, te callas...

sábado

CANCION DE LOS MUERTOS


Sobre una chapa de cobre
un hombre estrena la caja
y cuando entre sogas baja
buscando la tierra el pobre,
le miran los ojos yertos
de los muertos.

La tierra entonces te abriga
te abraza con muda queja
la tierra, la tierra vieja
que siempre será tu amiga
en el bárbaro desierto
de los muertos,
de los muertos.

Al irse el último amigo
al secarse luego el llanto
queda el silencio y es tanto
que muerte lleva consigo,
que está en los ojos abiertos
de los muertos,
de los muertos.

Y en la noche solo estás
estás muerto con mil más,
y en la noche nada ves
allí estás aunque no estés,
vivirás el sueño incierto
de los muertos,
de los muertos.

Tendrás calor, tendrás frío
y nunca te moverás,
igual que entraste, estarás
hasta quedarte vacío
tú eres abono en el huerto
de los muertos.

Y con la boca hacia arriba
y las manos sobre el pecho,
la madera como lecho
los gusanos como criba
en el bárbaro concierto
de los muertos,
de los muertos.

Tú eres el punto final
de una vida sin sentido,
eres el postrer latido
de un grotesco carnaval,
¡qué tristes payasos yertos
sois los muertos!
sois los muertos.

Y poco más, una flor
una lágrima en la tumba,
la interminable penumbra
y a pudrirse en el calor,
en el calor seco y yerto
de los muertos,
de los muertos...
en el calor seco y yerto
de los muertos,
de los muertos...
en el calor seco y yerto
de los muertos,
de los muertos.

lunes

LAS NUEVE Y CUARTO


Son
las nueve y cuarto y tú
aún no has venido y yo,
yo que te espero, no sé...
son
las nueve y cuarto y no sé
por qué no vienes, quizá
es que has perdido el amor...


que ya no estás como ayer,
que tu cariño se va
como se van las promesas...

que poco a poco se fue
el sentimiento que ayer
te llenó...
son
las nueve y cuarto y yo
me voy a aquel viejo bar
a ver si puedo olvidarte.

Son
las doce y cuarto y tú
aún no has venido y yo
busco en la calle otro amor...
sé muchas pueden vender
lo que yo quiero comprar
a ver si puedo olvidar...

Mas
en otros brazos jamás
podréencontrar tu calor,
podré olvidar tus promesas...

que estoy perdiendo la fe
que ya no tengo valor
sin tu amor...
son
las tres y cuarto y yo
voy de farol en farol
por no caerme en la calle...
son
las nueve y cuarto y yo
yo ya no sé qué inventar
para poder olvidarte.

sábado

QUÉ BONITO ES EL AMOR


Mírame tú
que en tu mirar
brilla la luz
de mi soñar;
háblame con
el corazón,
y te daré
toda mi fe
con mi canción.

Qué bonito es el amor,
qué bonitos los "te quiero",
qué bonito es el amor
cuando el amor es sincero.

Abrázame,
te quiero más
más de lo que
soñé jamás,
y bésame
con emoción,
que te daré
toda mi fe
con mi canción.

Qué bonito es el amor,
qué bonitos los "te quiero",
qué bonito es el amor
cuando el amor es sincero.

Qué bonito es el amor,
qué bonitos los "te quiero",
qué bonito es el amor
cuando el amor es sincero...
qué bonito es el amor,
qué bonitos los "te quiero",
qué bonito es el amor
cuando el amor es sincero.

lunes

ACASO


Acaso una mañana al despertarte,
quizás me buscarás junto a tu cama,
y al ver que ya no estoy, que ya es muy tarde,
quizás me llorarás esa mañana.
Acaso alguna tarde, junto a un parque,
recuerdes nuestros juegos de otros tiempos,
y sin poder callar lo que tú sabes,
mi nombre gritarás...pero hacia dentro.

Díme tú dónde está
el amor que por mí
tú sentías,
cuando aquel ruiseñor
nos cantó
con su acento mejor;
díme tú dónde está
el amor que me diste
aquel día,
cuando aquella canción
que escribí,
te robó el corazón.

Acaso en esta noche, si no duermes,
quizás pienses en mí, sin tú quererlo,
y pongas una lágrima ferviente
en tus labios, lejanos de mis besos.

Díme tú dónde está
el amor que por mí
tú sentías,
cuando aquel ruiseñor
nos cantó
con su acento mejor;
díme tú dónde está
el amor que me diste
aquel día,
cuando aquella canción
que escribí,
te robó el corazón.

jueves

EL AMOR HAY QUE CUIDARLO


Tanto acabar,
tanto volver a empezar,
tanto sufrir
tanto llorar y mentir,
¡ay amor! tanto has cambiado que
se me perdió
toda la fe
en nuestro amor.

El amor hay que cuidarlo
el amor hay que mimarlo
el amor hay que tratarlo
con amor,
hay que darle de beber
hay que hacerle comprender
que hay que estar toda la vida
preocupándose por él.

Tanto pedir
y tan poco conseguir,
tanto esperar
para tan poco lograr,
¡ay amor! tanto has cambiado que
se me perdió
toda la fe
en nuestro amor.

El amor hay que cuidarlo
el amor hay que mimarlo
el amor hay que tratarlo
con amor,
hay que darle de beber
hay que hacerle comprender
que hay que estar toda la vida
preocupándose por él...
el amor hay que cuidarlo
el amor hay que mimarlo
el amor hay que tratarlo
con amor,
hay que darle de beber
hay que hacerle comprender
que hay que estar toda la vida
preocupándose por él.


SIN TI NO SOY NADA


Tú me dijiste
ayer,
con cara seria
esta vez,
qué es lo que harías
si yo
un día te dijera
adiós;
y una lágrima se fue
de tu mirada a caer,
mientras, despacio, tu voz
en mis oídos sonó.

Sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo,
ni amor
ni esperanza,
ni fe
ni consuelo,
sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo.

Quise tu llanto
beber,
quise poesía
saber
para expresarte
el amor
que por tí
sentía yo;
y la respuesta mejor
a tu pregunta anterior,
fue repetir el por qué
yo nunca te dejaré.

Sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo,
ni amor
ni esperanza,
ni fe
ni consuelo,
sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo.

martes

CON AMOR


Un tiempo tú vivías
con amor,
mi vida compartías
con amor,
en mis sueños estabas
con amor,
el alma me entregabas
con amor.

Ahora que aquel tiempo terminó
no pienses que al olvido lo eché yo,
no creas que es tan fácil olvidar
el tiempo que vivía para amarte nada más...

Cuando hoy nos cruzamos
al pasar,
de nuevo nos miramos
sin hablar,
fue tanto lo que hicimos
con amor
que pienso que aún vivimos
de ese amor.

Ya sé que hay en tu vida otra ilusión,
ya sé que te han robado el corazón,
mas pienso y no puedo imaginar
que lo que a mí me diste a otro puedas entregar...

Y es que por ti vivía
con amor,
tu vida compartía
con amor,
en mis sueños estabas
con amor,
el alma te entregaba
con amor...
la ra la ra la ra la
con amor,
la ra la ra la ra la
con amor,
la ra la ra la ra la
con amor,
la ra la ra la ra la
con amor,
la ra la ra la ra la
con amor...

viernes

NIÑA DE LAS TRENZAS RUBIAS


Solo
frente al mar,
miro
navegar
a ese barquito
de vela y vuelvo
a recordar,
que yo fui niño
entre tus brazos,
mirando al mar.

Dónde estás
niña de las trenzas rubias,
que jamás
tu mirada volví a ver,
dónde estás
que te fuiste con la lluvia,
junto al mar
te perdiste aquella tarde,
cuando dijo adiós el aire
y te quise más que a nadie.

Solo
frente al mar,
vuelvo
a recordar
aquellos ojos
que me miraban
con amor,
aquellos besos
que eran de agua,
de arena y Sol.

Dónde estás
niña de las trenzas rubias,
que jamás
tu mirada volví a ver,
dónde estás
que te fuiste con la lluvia,
junto al mar
te perdiste aquella tarde,
cuando dijo adiós el aire
y te quise más que a nadie.

jueves

NO HAY MAS BESOS QUE TUS BESOS


No hay más besos que los besos
que en tu boca me dejé
ni más versos que los versos
que en tu alma descubrí...
no hay más sueños que los sueños
que en tu cama no soñé
ni más vida que la vida
que contigo no viví.

No hay más silencios que aquellos
que crecen cuando no hay fe
ni más inviernos que inviernos
sin una llama de ti...
no hay más gestos que los gestos
de las sonrisas de ayer
ni más restos que los restos
del amor que yo te di.

Dónde estarás
dímelo tú
que eras la paz
que eras la luz,
quién me dará una razón
para alegrar
el corazón.

No hay más lejos que lo lejos
que de tu lado quedé
ni más ecos que los ecos
de tu nombre que perdí...
no hay más cuerpos que tu cuerpo
las noches que lo abracé
ni más vida que la vida
que contigo no viví.

No hay más cientos que los cientos
de veces que te llamé
ni más vientos que los vientos
que yo he bebido por ti...
no hay adioses más inciertos
que tu adiós en el andén
ni más finales eternos
que tu voz gritando "fin".

Dónde estarás
dímelo tú
que eras la paz
que eras la luz,
quién me dará una razón
para alegrar
el corazón.

martes

CANTO A LA SOLEDAD


Hoy canto a la soledad
que siento seguirme detrás,
la encuentro en cada rincón
la llevo en el corazón...
¡qué solo
que me encuentro hoy aquí,
qué poco
vale hoy la vida para mí!

La soledad
es sólo ser
es un mirar
y nada ver,
es no esperar
es no sentir
es un pasar
sin ningún fin...
La soledad
es sólo ser
es un mirar
y nada ver,
es no esperar
es no sentir
es un pasar
sin ningún fin.

Hoy canto a la soledad
y tanto siento su mirar
que llevo su sensación
su miedo en el corazón...
¡qué solo
que me encuentro hoy aquí,
qué poco
vale hoy la vida para mí!

La soledad
es sólo ser
es un mirar
y nada ver,
es no esperar
es no sentir
es un pasar
sin ningún fin...
La soledad
es sólo ser
es un mirar
y nada ver,
es no esperar
es no sentir
es un pasar
sin ningún fin.



AL ANOCHECER


El tiempo pasa
sin olvidarte,
sin yo quererlo,
sin tú enterarte,
detrás del tiempo
vuelvo a soñarte,
vuelvo a querete
vuelvo a buscarte.

Hielo en la hierba,
hojas al aire,
tu adiós me lleva
por cualquier parte,
busco y no encuentro
cómo mirarte,
cómo quererte
cómo olvidarte.

Y al amanecer
yo salí a buscarte
y al atardecer
no pude encontrarte
y al anochecer
te seguí buscando
en otro querer
con otra mujer
que estaba esperando.

Hasta la sombra
del viejo sauce,
hasta el sendero
me hablan de amarte,
ves que no puedo,
no sé buscarte,
no sé quererte..
no sé olvidarte.

Todo lo intento,
nada me sale,
vas en el viento,
vienes del aire,
y yo no puedo,
no sé mirarte,
no sé quererte..
no sé olvidarte.

Y al amancer
yo salí a buscarte
y al atardecer
no pude encontrarte
y al anochecer
te seguí buscando
en otro querer
con otra mujer
que estaba esperando..


domingo

MILAGRO EN MI CAMA


El tiempo que pasa
y tú que no llamas
¡me siento vacío!
el cuarto es más frío
parece que es tiempo
de la soledad;
las siete en la tarde,
me siento cobarde
ausente y vencido,
quizá se ha perdido
aquel sentimiento
que te hizo vibrar.

Y espero tu voz
y espero tu "¡hola!"
cuando a media tarde
en casa estés sola...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
alivio en mi cuarto
adorno en mi cama...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
alivio en mi cuarto
milagro en mi cama.

El timbre no suena
me acecha la pena
burlando el sentido,
un sueño escondido
debajo del alma
se pone a temblar;
y pienso que todo
pasó y a mi modo
tendré que olvidarte,
no es fácil quitarte
de un golpe del tiempo
que fuiste a llenar.

Y espero tu voz
y espero tu "¡hola!"
cuando a media tarde
en casa estés sola...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
adorno en mi cuarto
milagro en mi cama...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
adorno en mi cuarto
milagro en mi cama...
recuerdo tu cuerpo
de junco y de grama
adorno en mi cuarto
milagro en mi cama...

jueves

CERCA Y LEJOS


Con tu sombra tan lejos
y sin embargo cerca,
voy diciendo tus versos,
voy pisando tus huellas,
voy siguiendo tus sueños,
voy buscando tu meta
con tu sombra tan lejos
y sin embargo cerca.

Quiero olvidar
y no sé cómo hacer
para escapar
de nuestro ayer,
quiero borrar
este viejo dolor
y así volar
sin ti, mi amor.

Con tu sombra tan lejos
y sin embargo cerca,
voy quedándome ciego
y caminando a tientas,
voy haciéndome viejo,
voy muriendo en la senda
con tu sombra tan lejos
y sin embargo cerca.

Quiero olvidar
y no sé cómo hacer
para escapar
de nuestro ayer,
quiero borrar
este viejo dolor
y así volar
sin ti, mi amor.

Con tu sombra tan lejos
y sin embargo cerca,
voy quedándome ciego
y caminando a tientas,
voy haciéndome viejo,
voy muriendo en la senda
con tu sombra tan lejos
y sin embargo cerca.

lunes

PRINCESA


Princesa
de los dulces sueños
de clara mirada
del suave decir,
princesa
del amor sin dueño
de la risa clara
del eterno Abril...

Princesa
de los mil recuerdos
de los mil colores
del amanecer...
promesa
de playas y flores
y de dulces sueños
al anochecer...

Princesa
de un día de Enero
de un jueves cualquiera
al atardecer...
princesa
de las mil quimeras,
princesa, te quiero
y no sé por qué.

Princesa
de un día de Enero
de un jueves cualquiera
al atardecer...
princesa
de las mil quimeras,
princesa, te quiero
y no sé por qué.

domingo

HOY ES AYER


Hoy que el valle vuelve a ser,
con sus flores, un jardín,
hoy se quieren esconder
las arrugas que hay en mí,
quiero al alma convencer
que se olvide de pensar
y que vuelva, como ayer,
a ser joven y a soñar.

Sueña, sueña, compañera,
alma mía, Sol y viento,
ahora que ya es Primavera
y es el tiempo de los sueños;
sueña que hoy es ayer,
sueña que tengo un amor
que me sube hasta la piel
del fondo del corazón.

Hoy que el cielo es más azul,
hoy que el Sol es más febril,
y que inunda con su luz
y alegría el mes de Abril,
quiero al alma convencer
que se deje de pensar
y que vuelva, como ayer,
a ser joven y a volar.

Sueña, sueña, compañera,
alma mía, Sol y viento,
ahora que ya es Primavera
y es el tiempo de los sueños;
sueña que hoy es ayer,
sueña que tengo un amor
que me sube hasta la piel
del fondo del corazón.

viernes

ME OLVIDARÁS, TE OLVIDARÉ


Era imposible pensar un "nunca más",
era imposible pensar un "te olvidé",
pero el amor,
es siempre así,
tiene un principio y tiene un fin...

Una mañana te llega sin por qué
y abre las puertas de la felicidad,
pero el amor,
no para aquí,
es un viajero y tiene que seguir.

Me olvidarás,
te olvidaré,
aunque parezca imposible un
"te olvidé";
te olvidaré,
me olvidarás,
aunque parezca imposible un
"nunca más".

Yo no lo sé
si te olvidé
o tan solo a fingir me acostumbré.

De madrugada comienza a clarear,
siempre amanece después de anochecer,
¡viva el amor
que ahora está aquí
con su principio y con su fin...!

No digas nada, llegó, atrápalo,
que son las gotas de la felicidad,
no dudes más,
entrégate
que no hay mañana igual que no hay ayer.

Me olvidarás,
te olvidaré,
aunque parezca imposible un
"te olvidé";
te olvidaré,
me olvidarás,
aunque parezca imposible un
"nunca más".

Yo no lo sé
si te olvidé
o tan solo a fingir me acostumbré.

domingo

HOY POR TI, MAÑANA POR MI


Se apagó como una vela
la sonrisa de tu cara,
se escapó de tu mirada
una lágrima por mí;
no quisiste que te viera
frente a mí, desesperada,
aguantaste la estocada
y volviste a sonreír.
Yo sabía que luchabas
para no echarte a llorar,
pero nada demostrabas
y aún así, me fuíste a hablar:

Hoy por ti, mañana por mí,
haces bien si piensas así,
hoy por ti, mañana por mí,
a olvidar...y a vivir.
Hoy que el tiempo nuevamente
fue a unir nuestros destinos,
hoy, cansado del camino,
te pedí un poco de ti;
y aunque vi tras de tu frente
que lo nuestro no olvidaste,
a la espalda te lo echaste
y te reíste de mí.
Y aunque yo estaba luchando
para no echarme a llorar,
no fuí nada demostrando
y aún así te quise hablar:

Hoy por ti, mañana por mí,
haces bien si piensas así,
hoy por ti, mañana por mí,
a olvidar...y a vivir.
Hoy por ti, mañana por mí,
haces bien si piensas así,
hoy por ti, mañana por mí,
a olvidar...y a vivir.

martes

ESCONDIDO


Voy cerrando una a una las ventanas
apagando ilusiones y esperanzas
encerrado entre las sombras de la casa
prisionero del temor...
voy llenando de penumbra las estancias
clausurando las salidas, las entradas,
ignorando los mensajes, las llamadas,
prisionero del dolor.

Escondido
para que nadie me encuentre,
escondido
del pasado y del presente
escondido
del temor y el desengaño
escondido
de la afrenta de los años...
escondido
de los miedos y las dudas
escondido
en la habitación oscura
escondido
de lo propio y de lo extraño
escondido
de quien pueda hacerme daño
escondido...
de la gente y de mí mismo.

Alejando más que nunca las distancias
acercando las heridas en el alma
recluido para no ver el mañana
para no mirar el Sol...
van cayéndose las plumas de las alas
pajarillo que no vuela, que no canta,
encerrado entre las sombras de la casa
prisionero del temor.

Escondido
para que nadie me encuentre,
escondido
del pasado y del presente
escondido
del temor y el desengaño
escondido
de la afrenta de los años...
escondido
de los miedos y las dudas
escondido
en la habitación oscura
escondido
de lo propio y de lo extraño
escondido
de quien pueda hacerme daño
escondido...
de la gente y de mí mismo.


domingo

EN LOS LAGOS DE GINEBRA


Una mañana de Julio
en los lagos de Ginebra,
yo salí por esos valles
y crucé por esas sendas,
amanecía la vida,
anochecía la pena,
eran azules los cielos
y las aguas verdes eran...
De las nubes descendió

una niña bandolera,
me asaltó, desvalijó,
se llevó mis cien monedas,
después que me cautivó
me pidió que la siguiera,
me miró, me sonrió
y yo eché a correr tras ella.

Azules eran sus ojos,
dorada su cabellera,
sus mejillas como rosas
y sus dientes como perlas,
unos veinte años tendría
como veinte primaveras,
era la diosa del cuento
de los lagos de Ginebra...

De las aguas emergió
una niña bandolera,
me asaltó, desvalijó,
se llevó mi alma entera,
después que me cautivó
me ordenó que la siguiera,
me miró, me sonrió
y yo eché a correr tras ella.

Yo no pude dar alcance
a la niña bandolera,
no se persiguen los sueños
ni se alcanzan las quimeras,
mas salí por esos valles
y crucé por esas sendas
para ver si me atrapaba
otra vez la niña aquella...

De los bosques descendió
una niña bandolera,
me asaltó, desvalijó,
se llevó mi alma entera,
después que me desnudó
me mandó que la siguiera,
me miró, me sonrió
y ya nunca volví a verla.

sábado

NO NOS FUE TAN MAL


Cuando el viento soplaba en el balcón
y tú me sujetabas el corazón,
cuando fueron lo mismo amor y fe
cuando todo era limpio, si es que lo fue...
Cuando hubo de todo, hielo y amor,
cuando no estaba solo, tú eras mi voz,
cuando fuimos paisaje de arena y mar,
cuando aquel amor nuestro, cuando aquel amor nuestro
no fue tan mal.
No nos fue tan mal
como ahora tú diciendo vas,
no nos fue tan mal
hubo también felicidad;
en tu blanca piel
creció una vez algo de amor,
por qué solo recordar,
solo lo peor, lo que fue mal,
por qué no mirar atrás
y ver que no todo fue mal.
Te robé varios años de juventud
pero le puse a cambio algo de luz
a ese oscuro camino de duda y sed,
a esa sombra de orgullo, a esa altivez...
Y aunque de tus amantes no fui el mejor
sé que en noches de antes llegó mi amor
a tocarte en el alma con fuerza tal
que no sé por qué hablas, que no sé por qué hablas
que nos fue mal.
No nos fue tan mal
como ahora tú diciendo vas,
no nos fue tan mal
hubo también felicidad;
en tu blanca piel
creció una vez algo de amor,
por qué solo recordar,
solo lo peor, lo que fue mal,
por qué no mirar atrás
y ver que no todo fue mal.
No nos fue tan mal
como ahora tú diciendo vas,
no nos fue tan mal
hubo también felicidad;
en tu blanca piel
creció una vez algo de amor,
por qué solo recordar,
solo lo peor, lo que fue mal,
por qué no mirar atrás
y ver que no todo fue mal.



viernes

MUÑECO DE TRAPO


Aire que vienes y vas
aire que puedes volver
dile a mi amor si la ves
que no la puedo olvidar.
Aire que puedes llegar
hasta su aliento y romper
toda tu fuerza en su piel,
dile que no puedo más.
Que aquí
donde fui
feliz junto a ella,
estoy
solo hoy
sin el corazón,
que fue
donde esté
en esa otra tierra
donde se alejó
y se me perdió.
Sin corazón
soy un muñeco
de trapo, de trapo,
un bibelot
sin corazón,
que viene y va
como un grotesco
payaso, payaso,
que viene y va
sin corazón.
Aire que vienes y vas
si en esta tarde, tal vez,
puedes su aliento beber,
puedes sus ojos mirar.
Dile al oido que ya
no puedo estar sin tener
mi corazón que se fue
tras de sus ojos, detrás.
Que aquí
donde fui
feliz junto a ella,
estoy
solo hoy
sin el corazón,
que fue
donde esté
en esa otra tierra
donde se alejó
y se me perdió.
Sin corazón
soy un muñeco
de trapo, de trapo,
un bibelot
sin corazón,
que viene y va
como un grotesco
payaso, payaso,
que viene y va
sin corazón.


domingo

PENSANDO EN TI


Por la mañana yo me despierto
pensando en ti,
y por la noche siempre me duermo
pensando en ti,
no sé qué has hecho, que es lo que tengo,
que soy feliz
con tu recuerdo, cuando me encuentro
pensando en ti.
Será tu pelo
o será el cielo
de tu mirar...
será tu risa
que es como brisa
que lleva el mar.
Te llevo dentro del pensamiento
dentro de mí
y es que me siento cada momento
pensando en ti...
y si mañana el sentimiento
llega a su fin,
sabes que un tiempo, con toda el alma,
pensaba en ti.
Será tu pelo
o será el cielo
de tu mirar...
será tu risa
que es como brisa
que lleva el mar.
Te llevo dentro del pensamiento
dentro de mí
y es que me siento cada momento
pensando en ti...
y si mañana el sentimiento
llega a su fin,
sabes que un tiempo, con toda el alma,
pensaba en ti.

miércoles

NIÑO DEL BELEN


Hoy es Navidad
nieva en la ciudad
que brilla febril
entre luces mil,
y la soledad,
la oscura verdad
disfraza su sed
de nieve esta vez...

y yo estoy aquí
perplejo ante ti
niño del portal
niño del ayer
y vuelvo a creer
y vuelvo a esperar,
mirando un belén
hoy sueño también.

No solo son
felices los niños en la Navidad,
hay alguien más
que pide, que espera
cantando a un belén,
soy yo también
haciéndome niño, jugando a volver,
mirando hacia atrás
creyendo otra vez.

Y vuelvo a cantar,
me río de mí,
creí olvidar
canciones que oí
cuando un niño fui
y en todo creí,
mirando a un belén
hoy sueño también.

Me acerco al portal
saludo a un pastor
que ofrece al Señor
su pan y su sal
Y yo sigo aquí
perplejo ante ti
mirando un belén
hoy sueño también.

No solo son
felices los niños en la Navidad,
hay alguien más
que pide, que espera
cantando a un belén,
soy yo también
haciéndome niño, jugando a volver,
mirando hacia atrás
creyendo otra vez.

No solo son
felices los niños en la Navidad,
hay alguien más
que pide, que espera
cantando a un belén,
soy yo también,
haciéndome niño, jugando a volver,
mirando hacia atrás
creyendo otra vez...

sábado

BAILES LENTOS


Atardecía, el Sol se ocultó,
calladamente el Invierno llegó,
era una noche de Enero sin fin
y estaba yo
pensando en ti.
El tiempo pasa y poco dejó,
el tiempo pasa, el tiempo acabó
con nuestros sueños, los sueños de ayer,
el tiempo no
sabe volver.
Si yo pudiera
regresar al tiempo
de los bailes lentos
bajo las estrellas,
si yo pudiera
recobrar el tiempo
de los sentimientos
de la noche aquella...
te escribiría
otra vez mil versos
con aquellos sueños
que en mi ayer había,
te besaría diecisiete veces
en los diecisiete
años que tenías.
La suerte pasa, la suerte acavó,
la indiferencia mi espacio ocupó,
quemó los versos, los versos de ayer,
la suerte no
quiso volver
La vida pasa y poco dejó,
la vida arrasa, la vida acabó
con nuestros besos, los besos de ayer,
la vida no
sabe volver.
Si yo pudiera
regresar al tiempo
de los bailes lentos
bajo las estrellas,
si yo pudiera
recobrar el tiempo
de los sentimientos
de la noche aquella...
te escribiría
otra vez mil versos
con aquellos sueños
que en mi ayer había,
te besaría diecisiete veces
en los diecisiete
años que tenías.
En ese río bajamos los dos,
tú por un lado y por otro yo
gritando adiós a los sueños de ayer,
el río no
sabe volver.
Atardecía, el Sol se ocultó,
calladamente el Invierno llegó,
era una noche de Enero sin fin
y estaba yo
pensando en ti.
Si yo pudiera
regresar al tiempo
de los bailes lentos
bajo las estrellas,
si yo pudiera
recobrar el tiempo
de los sentimientos
de la noche aquella...
te escribiría
otra vez mil versos
con aquellos sueños
que en mi ayer había,
te besaría diecisiete veces
en los diecisiete
años que tenías.

OLVIDA


Aquello pasó
y nada quedó,
a otro, quizá,
su alma dará;
tú quedas atrás
pensando quizá
que al irse, se fue
tu amor y tu fe.
Olvida,
no pongas cadenas
que apresen tu vida,
olvida,
no tiñas la senda
de negro color,
olvida,
que tu alma comprenda
que no está perdida,
olvida
que un día en tus venas
corría el amor.
Olvida,
no pongas cadenas
que apresen tu vida,
olvida,
no tiñas la senda
de negro color,
olvida,
que tu alma comprenda
que no está perdida,
olvida
que un día en tus venas
corría el amor.
Hoy piensa que no
estás sola, estoy yo,
para compartir
tu amargo sufrir,
y para ayudar
a tu alma a luchar,
por verte reír
y hacerte vivir.
Olvida,
no pongas cadenas
que apresen tu vida,
olvida,
no tiñas la senda
de negro color,
olvida,
que tu alma comprenda
que no está perdida,
olvida
que un día en tus venas
corría el amor.
Olvida,
no pongas cadenas
que apresen tu vida,
olvida,
no tiñas la senda
de negro color,
olvida,
que tu alma comprenda
que no está perdida,
olvida
que un día en tus venas
corría el amor.

martes

MIRADA GRIS


Amanecer
en la ciudad,
un tren que marchó,
atardecer
y en el andén
nadie volvió.
En el vaivén
de soledad
por qué siempre tú,
anochecer
negra pared
fría y sin luz.
Y en el aire
y en la tarde
busco tu mirada gris,
y no hay nada
y no hay nadie
solo yo pensando en ti.
Y en el aire
y en la tarde
busco tu mirada gris,
y no hay nada
y no hay nadie
solo yo pensando en ti.
Sé que el ayer
no volverá
yo sé que tu amor
era una vez
solo un jamás
que se agotó.
Vuelvo después
a preguntar
qué fue de los dos,
de ti no sé
de mí, ya ves,
aún te amo yo.
Y en el aire
y en la tarde
busco tu mirada gris,
y no hay nada
y no hay nadie
solo yo pensando en ti.
Y en el aire
y en la tarde
busco tu mirada gris,
y no hay nada
y no hay nadie
solo yo pensando en ti.




lunes

BATIR DE ALAS


A veces la mirada
se escapa de la nada
y a bordo de un paisaje
se marcha de viaje...
se viste con el viento
color de sentimiento
y dentro de ese traje
se inventa libertad.
Hay un clavel
que sirve de pincel
por el rincón
cerrado a la razón,
hay un abrir
de sueños y un batir
de alas...
hay un Abril
volcándose febril
hacia el valor
sufrido y luchador,
hay un mirar
más lejos y un entrar
en otra habitación.
A veces nuestros males
parecen ya banales
y el alma que los tapa
los suelta y se le escapan...
la lágrima y la pena
olvidan su cadena
y vuelan de mañana
bebiendo libertad.
Hay un clavel
que sirve de pincel
por el rincón
cerrado a la razón,
hay un abrir
de sueños y un batir
de alas...
hay un Abril
volcándose febril
hacia el valor
sufrido y luchador,
hay un mirar
más lejos y un entrar
en otra habitación.



viernes

BARCA SIN RUMBO


Aunque no puedas no debes llorar
aunque no debas no puedes temblar,
somos de barro, de espina y de hiel
y en el camino nos puede pasar
que nos dejemos a tiras la piel.
No te avergüences si vas a pedir
que alguien te ayude, que no puedes ir
sola y perdida subida en un tren,
busca una mano que puede venir
y que se encuentre muy sola también.
Echa a la espalda tu orgullo y tu yo
la fortaleza se desmoronó
y necesitas un soplo de fe
que te ilumine lo que se apagó
y te devuelva lo que se te fue.
Y sin embargo, si vas a llorar
nadie a tu lado te va a consolar,
coge mi mano que yo quiero ser
el navegante que vas a encontrar
que haga segura tu ruta en la mar
que lleve a puerto tu barca, mujer...
y sin embargo, si vas a llorar
nadie a tu lado te va a consolar,
coge mi mano que yo quiero ser
el navegante que vas a encontrar
que haga segura tu ruta en la mar
que lleve a puerto tu barca, mujer.

lunes

EL ACCIDENTE


El eco de mis pasos
se fue apagando,
me encontré en el asfalto
agonizando,
entre la gente
que pasaba mirando
el accidente...
entre la gente
que pasaba mirando
el accidente.
Se cayeron al suelo
mis pensamientos,
se tiñeron de duelo
todos mis sueños,
le dije al aire
que me estaba muriendo
aquella tarde...
le dije al aire
que me estaba muriendo
aquella tarde.
Debajo de las ruedas
entre los hierros
en una absurda mezcla
quedó mi cuerpo,
casi deshecho,
roto igual por la espalda
que por el pecho...
casi deshecho,
roto igual por la espalda
que por el pecho.
Hay que sacarlo, oía,
hay que sacarlo,
desenredar su cuerpo,
pegar sus brazos,
¡sacad mi alma
que también está rota
y hay que salvarla...!
¡sacad mi alma
que también está rota
y hay que salvarla!
¡sacad mi alma
que también está rota
y hay que salvarla!

sábado

TIEMPO DE SUEÑOS


Hoy que el valle vuelve a ser,
con sus flores, un jardín,
hoy yo quiero esconder
las arrugas que hay en mí,
y a mi alma convencer
que se deje de pensar
y que vuelva, como ayer,
a ser joven y a volar.
Sueña, sueña, compañera,
alma mía del Invierno
ahora que ya es Primavera
ahora que es tiempo de sueños;
sueña que hoy es ayer,
sueña que tengo un amor
que me sube hasta la piel
del fondo del corazón.
Hoy que el cielo es más azul,
hoy que el Sol luce febril,
hoy que inunda con su luz
mi ventana, el mes de Abril,
quiero al alma convencer
que se deje de pensar
y que vuelva, como ayer,
a se joven y a volar.
Sueña, sueña, compañera,
alma mía del Invierno
ahora que ya es Primavera
ahora que es tiempo de sueños;
sueña que hoy es ayer,
sueña que tengo un amor
que me sube hasta la piel
del fondo del corazón.

jueves

LA BUENA SUERTE


Una mañana de Primavera
miré a mi lado y ella no era
mi dulce abrigo, mi compañía
mi buena suerte...mis buenos días.
Ella no estaba ella se fue
sin un motivo sin un por qué
ni una palabra ni una razón
para romperme el corazón.
Y yo no sé
si otra mañana la encontraré,
si volverán a revivir
los buenos días aquí,
si volverá a sonreír
la buena suerte por mí...
si volveré a ser feliz
otra mañana de Abril,
si volverá a sonreír
la buena suerte por mí.
Una mañana de Primavera
salí a buscarla porque sin ella
mi vida entera se consumía,
perdí la suerte y los buenos días.
Ella no estaba ella se fue
sin un motivo sin un por qué
ni una palabra ni una razón
para romperme el corazón.
Y yo no sé
si otra mañana la encontraré,
si volverán a revivir
los buenos días aquí,
si volverá a sonreír
la buena suerte por mí...
si volveré a ser feliz
otra mañana de Abril,
si volverá a sonreír
la buena suerte por mí...

martes

LA PLAYA VACÍA


Está
la playa vacía,
la mar
es ancha y es fría,
mi voz
es grito de invierno
que va
tapando el silencio...
tapando el silencio.
Quizá
el viento que mueve
la mar
me aliente y me eleve
a mí,
pegado a la arena,
igual
que a un árbol la hiedra...
que a un árbol la hiedra.
Un tiempo vendrá
que escape del suelo
y pueda volar
hasta divisar
las puertas del cielo.
Se van
rompiendo las olas,
están
pasando las horas
aquí
mi mundo en la playa
así
hasta que me vaya...
hasta que me vaya.
Un tiempo vendrá
que escape del suelo
y pueda volar
hasta divisar
las puertas del cielo.
Un tiempo vendrá
que escape del suelo
y pueda volar
hasta divisar
las puertas del cielo.

sábado

SOLITARIOS DEL ASFALTO


He cambiado, ya lo sé,
he dejado tras de mí
aquel aire que traía
cuando un día
vine aquí;
dime tiempo si mi fe
era poca para ti,
cuando un día, bien lo sabes,
por la calle
te perdí.
Y te fuiste después con tus claveles
a pintarle sonrisas a otro aliento,
a inventarle jardines a otra fuente,
a rezar otra vez un padrenuestro;
me dejaste dormido en mis laureles,
solitario viejero del asfalto,
esperando tu vuelta en los andenes
de esa vieja ciudad que me perdió...
ahora tengo una mueca por sonrisa,
ahora son como garras estas manos,
dime tiempo qué has hecho con mi vida
que no es mía de tanto que cambió.
Dime tiempo dónde fue
aquel aire juvenil,
vencedor de mil combates,
disparate
por Abril;
dime tiempo, di por qué
te marchaste sin decir
un adiós de despedida
a aquella vida
feliz.
Y te fuiste después con tus claveles
a pintarle sonrisas a otro aliento,
a inventarle jardines a otra fuente,
a rezar otra vez un padrenuestro;
me dejaste dormido en mis laureles,
solitario viejero del asfalto,
esperando tu vuelta en los andenes
de esa vieja ciudad que me perdió...
ahora tengo una mueca por sonrisa,
ahora son como garras estas manos,
dime tiempo qué has hecho con mi vida
que no es mía de tanto que cambió.

HIMNO A UN POBRE SOLDADO


Suena en sus oidos el fragor de la batalla
mientras que la sangre tiñe en rojo su mirar;
tiene todo el cuerpo acribillado de metralla
mas sigue adelante sin dejar de disparar.
Cae de rodillas el soldado moribundo
porque ya las piernas no le pueden sostener,
y mientras se marcha poco a poco de este mundo
grita llora y sangra por mil huecos a la vez...
"Por qué he luchado,
por qué me muero,
quién en soldado
me convirtió,
quién me ha engañado
y quién ha sido,
quién su locura
me contagió...
Yo que la guerra
no comprendía,
yo que quería
para vivir
mi pan, mi tierra
y aquella niña
que allá en el pueblo
me espera a mí...
¡quién hizo esto, di Dios quién fue
si lo consientes dime por qué!"
Mientras que la vida va saliendo de su herida,
mientras se desangra por mil huecos a la vez
y mientras la guerra va cobrándose otras vidas
aún sigue gritando, preguntándose un por qué...
Nadie le responde y se tiene que morir
como muere un perro que otro perro destrozó,
sin saber qué amo, qué razón le trajo allí
y a morir matando se le echó...
"Por qué he luchado,
por qué me muero,
quién en soldado
me convirtió,
quién me ha engañado
y quién ha sido,
quién su locura
me contagió...
Yo que la guerra
no comprendía,
yo que quería
para vivir
mi pan, mi tierra
y aquella niña
que allá en el pueblo
me espera a mí...
¡quién hizo esto, di Dios quién fue
si lo consientes dime por qué!"

RINCON DE SOMBRAS


Que cómo está
el pobrecillo
con su pitillo
medio apagado,
tan amargado
tan pobrecillo...
vende alegría
vende ilusiones
en los cupones
de lotería.
Sé que al dormir
sus ojos yertos
sueñan despiertos
el sueño incierto
de las delicias
de tus caricias...
tú le donaste
y le quitaste
el mismo día
tu compañía.
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.
Que cómo está...
pues él existe
donde le viste,
en una esquina
nadie adivina
lo que le hiciste...
sigue apoyado
contra ese muro
y yo te juro
que lo has matado.
No pienses que
voy a pedirte
que en vez de irte
vayas a verle
para ofrecerle
lo que le diste...
sé que otro día
le dejarías
y eso sería
mucho más triste.
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras...
Y por los rincones
yo sé que aun te nombra por ver
si al fin tú quisiste volver
de nuevo a sus sombras.

viernes

DICEN DE TI


Dicen de ti
que aunque estás sola
bajas de noche
como una sombra
para buscar
a quien de un tajo
el corazón
te hizo pedazos...
Dicen de ti
que como llama
arde tu piel
junto a su cama,
quién fuera él
que tiene todo
y yo ya ves
yo me conformo
con que tú sepas
que estoy aquí...
“pa” cuando quieras.
Dicen de ti
que aunque pretendes
no verle más,
no ser tan débil,
corres tras él
igual que un perro
cuando en tu ser
crece el deseo...
Dicen de ti
que como llama
arde tu piel
junto a su cama,
quién fuera él
que tiene todo
y yo ya ves
yo me conformo
con que tú sepas
que estoy aquí...
“pa” cuando quieras.
Dicen de ti
que como llama
arde tu piel
junto a su cama,
quién fuera él
que tiene todo
y yo ya ves
yo me conformo
con que tú sepas
que estoy aquí...
“pa” cuando quieras.

miércoles

LAS AMAPOLAS


Por el verde del valle estarán
apuntando de rojo al pasar,
esas flores que nadie cuidó
como nunca de ti cuidé yo.
Tú eres como las amapolas
que crecen libres, que viven solas
sin que la mano del hombre pidan
para ser fuertes, para estar vivas.
Tú eres como las amapolas
que crecen libres, que viven solas
sin que la mano del hombre pidan
para ser fuertes, para estar vivas.
Por la orilla del río vendrán
con su chispa de rojo al azar
a pintar ese blanco rincón
que es el fondo de tu corazón.
Tú eres como las amapolas
que crecen libres, que viven solas
sin que la mano del hombre pidan
para ser fuertes, para estar vivas.
Tú eres como las amapolas
que crecen libres, que viven solas
sin que la mano del hombre pidan
para ser fuertes, para estar vivas.
En lo alto del monte podrán
esperarte con rojo mirar
y cantarte una simple canción
como aquella que te canté yo.
Tú eres como las amapolas
que crecen libres, que viven solas
sin que la mano del hombre pidan
para ser fuertes, para estar vivas.
Tú eres como las amapolas
que crecen libres, que viven solas
sin que la mano del hombre pidan
para ser fuertes, para estar vivas.



martes

EL METRO DE ANTON MARTIN


Antón Martín tenía un metro,
el metro de Antón Martín
con cien centímetros nuevos
y todo de metal gris...
un día cerca del metro,
del metro de Antón Martín,
Antón Martín perdió el metro
¡qué pena que fuera allí!
Y a la gente
que pasaba
preguntaba siempre así...
“Señor ¿ha visto usted el metro?”
“¿qué metro?”, “el de Antón Martín”,
“pero hombre, está usted ciego?
¡si lo tiene justo ahí!”...
“señor, que yo no lo encuentro”
“¿se quiere reír de mi?
si está usted encima del metro,
del metro de Antón Martín...
si está usted encima del metro,
del metro de Antón Martín.
Y fue pasando el Invierno,
Febrero, marzo y Abril
y Antón no encontraba el metro
que un día perdía allí...
un día cerca del metro,
del metro de Antón Martín,
Antón Martín perdió el metro
¡qué pena que fuera allí!
Y a la gente
que pasaba
preguntaba siempre así...
“Señor ¿ha visto usted el metro?”
“¿qué metro?”, “el de Antón Martín”,
“pero hombre, está usted ciego?
¡si lo tiene justo ahí!”...
“señor, que yo no lo encuentro”
“¿se quiere reír de mi?
si está usted encima del metro,
del metro de Antón Martín...
si está usted encima del metro,
del metro de Antón Martín.

lunes

DETRAS DE LOS SUEÑOS


Hoy vienen y van
mis pensamientos,
hoy quieren volar
hacia tu encuentro,
me acuerdo de ti
no sé por qué
si me quedé
sin fe
por ti.
No sé qué será
hoy de tu vida,
si sola estará
o compartida,
si piensas en mí
o se borró
de tu querer
todo el ayer.
Qué lejos que están
los sueños de ayer,
qué tristes que van
dejando de ser,
mas qué importa hoy
si sé que me voy
dejando la vida detrás
de sueños que vienen y van,
dejando la vida y la fe
tras sueños que no alcanzaré.
Así alguna vez
vuelvo a soñarte,
me vuelve la sed
de acariciarte,
te vuelvo a abrazar
igual que ayer,
vuelvo a tener
tu paz, tu fe.
Pero al despertar
no estás conmigo,
los sueños se van
como han venido,
te vuelvo a olvidar
aunque yo sé
que volveré
a soñar después.
Qué lejos están
los sueños de ayer,
qué tristes que van
dejando de ser,
mas qué importa hoy
si sé que me voy
dejando la vida detrás
de sueños que vienen y van,
dejando la vida y la fe
tras sueños que no alcanzaré.

domingo

UN AÑO SIN AMOR


El primero de Enero
yo te dije que te quiero
y tú niña, me dijiste
que en Enero no hay amor.
El primero de Febrero
yo te dije que te quiero
y tú niña, me dijiste
que en Febrero no hay amor...
no hay amor.
Marzo y Abril
mi amor por ti iba creciendo,
y siempre así
cada vez más te iba queriendo...
pero tú me respondías
que ni en Marzo ni en Abril
el amor que te tenía
lo sentías tú por mí.
Y en Septiembre y en Noviembre
y llegamos a Diciembre
y tú siempre, vida mía,
me decías: "no hay amor".
Y otro Enero, otro Febrero,
te diré siempre "te quiero",
día a día, vida mía,
yo te espero con amor.
Marzo y Abril
mi amor por ti iba creciendo,
y siempre así
cada vez más te iba queriendo...
pero tú me respondías
que ni en Marzo ni en Abril
el amor que te tenía
lo sentías tú por mí.
Y otro Enero, otro Febrero,
te diré siempre "te quiero",
día a día, vida mía,
yo te espero con amor...
con amor.

miércoles

MUSICA EN EL AIRE


Será quizás abriendo una ventana
al respirar el aire de la calle
parecerá más limpia la mañana
y llegarás quizá al trabajo antes...
Le robarás colores a la tarde
y pensarás que hay música en el aire,
no entenderás lo que te habrá pasado
y es que esta vez te habrás enamorado.
Será mejor tu jefe en la oficina
será esta vez más cómodo el trabajo,
no importará meterse en la cocina
ni hasta quizá, ni hasta lavar los platos...
Le robarás colores a la tarde
y pensarás que hay música en el aire,
no entenderás lo que te habrá pasado
y es que esta vez te habrás enamorado.
Cuando el reloj te acerque hasta las siete
ya no será esta tarde cualquiera,
alguien te espera, date prisa, vete
que hoy empezó por ti la primavera...
Le robarás colores a la tarde
y pensarás que hay música en el aire,
no entenderás lo que te habrá pasado
y es que esta vez te habrás enamorado.
Le robarás colores a la tarde
y pensarás que hay música en el aire,
no entenderás lo que te habrá pasado
y es que esta vez te habrás enamorado...
Le robarás colores a la tarde
y pensarás que hay música en el aire,
no entenderás lo que te habrá pasado
y es que esta vez te habrás enamorado.

martes

LAS ROSAS


Miró hacia el vacío,
llenose del frío amargo y temprano del amanecer
y sin despedirse
y sin afligirse
se fue de este mundo para no volver.
Dejó cuatro cosas,
su casa, las rosas
de aquel jardincito que tanto cuidó,
su aldea pequeña
su hogar y su leña
y todo el fracaso que el tiempo le dió.
Dicen que cuando caía
aun se le oía gritar:
"por qué esta vida me han dado
si solo he logrado
sufrir y llorar"...
dicen que cuando moría
solo en sus rosas pensó
y delirando decía:
"por qué no podría
llevármelas yo".
Hoy muere su huerto
igual que él ha muerto,
hoy nadie sus rosas le quiso cuidar,
y al viento tiritan
y allí se marchitan,
quizá con su dueño quisieran estar.
Pero aquella rosa
tan grande y hermosa
que no se marchita, que vuelve a brotar,
dicen que es su alma
en forma de rosa,
la rosa más blanca de todo el rosal.
Dicen que cuando caía
aun se le oía gritar:
"por qué esta vida me han dado
si solo he logrado
sufrir y llorar"...
dicen que cuando moría
solo en sus rosas pensó
y delirando decía:
"por qué no podría
llevármelas yo".

lunes

LA CASA GRANDE


En ese mismo lugar
donde el camino se estrecha,
donde se oye murmurar
un lento río de piedra,
detrás de la vieja cruz
entre montañas de hiedra
está la casa que tú
has invadido de luz
de tanto soñar con ella.
Allá
en la casa grande
el Sol
brillará más tarde,
será
un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
Allá
en la casa grande
será
más azul el aire,
verás
que el silencio esconde
a salvo, tu nombre,
en la casa grande...
en la casa grande...
en la casa grande...
en la casa grande.
La verja se te abrirá
te acogerán madreselvas,
olor a manzana habrá
a Septiembre y a tormenta,
te asomaras al balcón
la soledad compañera,
y te verás en el Sol
y te oirás en el rumor
y soñarás que despiertas.
Allá
en la casa grande
será
más azul el aire,
verás
que el silencio esconde
a salvo, tu nombre,
en la casa grande...
Allá
en la casa grande
el Sol
brillará más tarde,
será
un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande,
en la casa grande.